econociéndonos

erapias Alternativas

iencias de la conducta

legidos del mes

iferentes manifestaciones energéticas

uerpo y Entorno

studios personales






Significado y energías del mes de Junio, el mes del Amor
Su Incidencia en el Cambio de Conciencia en este momento de la Humanidad

Junio es el mes Número 6 del Calendario Gregoriano. Su nombre proviene de la Diosa Juno, esposa del Dios Júpiter, el Rey de los Dioses, de la Antigua Roma. Por este hecho, ella era considerada la Diosa del Matrimonio.

Se dice que vivieron con su esposo Júpiter, 300 años de Luna de Miel. Esto parece muchísimo para nuestra conciencia actual, pero, teniendo en cuenta que los Dioses eran inmortales, no podemos tomarlo como una medida de tiempo exagerada. Pasado ese lapso, podríamos decir que ese matrimonio de Dioses, no tardó en parecerse bastante a algunos matrimonios humanos, con peleas, e idas y venidas que podríamos reconocer fácilmente hoy.

Dejando de lado este comentario mundano, vemos entonces, una de las razones por las que se dice que Junio es el mes ideal para casarse.

Los otros motivos tienen que ver con la Vibración del Número 6, y podremos comprender, que sería bueno aprovechar esta energía, no sólo para formar pareja, sino para incorporarla en nuestra vida, como Energía Permanente.
El Número 6 representa al Amor Doméstico, es decir, el Amor en los Planos de la Materia. O sea, la demostración de esa Energía Divina, colocada en este plano, para que sea manifestada entre los seres humanos, y todo lo que cada uno de nosotros creamos y generamos en nuestros mundos de expresión. Traducido esto en términos cotidianos, diríamos que representa el contener, el abrigar, el nutrir y el proteger.
Por eso, aquellos nacidos un día 6, y/o en este mes, o con nombre de Vibración 6, suelen ser personas muy abarcativas, que pudieran sentir necesidad de tomar todo, o a todos, entre sus brazos, para ayudarlos y sostenerlos. Si esta condición tan amorosa, se viera excedida, podría convertirse en sobreprotección, o en apegos, con lo cual se generarían culpas, que después tendríamos que trabajar para soltar.

No es casual, entonces, que en este mes comience el Signo de Cáncer, el Signo Zodiacal, que, por excelencia, está relacionado con la familia, y que está además regido por la Luna, el Arquetipo Astrológico de los Afectos, la Sensibilidad, y las Emociones.
Toda emoción y amor, encauzado hacia el Bien, y el Respeto por la Libertad nuestra y de los otros, genera la Unión y la Integración, tanto familiar como de todo tipo de grupos, mientras que los apegos o los desprecios, tienden a separar más que a unir, y a debilitar, más que a fortalecer.


El Amor en el cambio de conciencia de la humanidad

Recordemos que todo aquello que sea un exceso, tanto sea para más, como para menos, genera karma. Esto es porque, el Equilibrio, que es transitar por el Camino del Medio, se vería desestabilizado, y representa, entonces, una Falta de Respeto.
La Falta de Respeto se genera cuando no estamos utilizando correctamente, las Energías del Universo, a través de las Leyes Cósmicas y Las 7 Leyes Universales. Se produce karma, ya que vamos a tener que desarmar los nudos que pudimos haber armado, con nuestras idas y venidas, de una polaridad a otra.
El Universo es Orden Absoluto, Organización Perfecta. Equilibrio Perfecto. Todas las Energías Cósmicas fluyen por los Canales Perfectos, sin desperdiciar ni retener la Energía Divina.

Este es el aprendizaje que el hombre tiene que realizar. Usar, y, usar bien, las Energías que nos forman y forman el Universo. Porque, tanto esas Energías, como el Universo, es de todos, y no propiedad particular de nadie en especial.
Es como tener una Cuenta Bancaria Comunitaria. Con fondos que nos pertenecen a todos, y que tenemos que hacer crecer para el Bien de todos los propietarios de esa Cuenta.

Y, aquí, entra el Amor.
El Amor, se dice que representa al Quinto Elemento, el Éter, del que surgen los 4 Elementos que componen la Materia, nuestros cuerpos y todas las formas que nos rodean. Es la Sustancia Primordial, la Base de este Universo. Representa a la Abundancia, y, donde hay Abundancia, hay Generosidad.
Sólo es generoso aquel que se siente abundante, en un ida y vuelta.
Por eso, la característica más notable de la Generosidad es: Dar y Recibir - Pedir y Ofrecer.
Esto significa soltar las autoexigencias y las omnipotencias del sentir que todo tenemos que poderlo hacer solos.

Si bien es cierto, que todos podemos hacer todo lo que quisiéramos hacer, - y también solos -, el aprendizaje hacia la Conciencia Cósmica, nos dirige a las agrupaciones, donde cada uno de nosotros vamos a aportar nuestros dones personales, para potenciarles grupalmente, y beneficiarnos con la expansión y la multiplicación de esos valores.


Nueva Conciencia - Salto Cuántico

Vamos camino a una Nueva Conciencia.
Esta Conciencia es la Conciencia Cósmica, la que está relacionada con el Eter y con el Amor. Conciencia significa "Creer-Saber-Sentir" algo determinado, de una manera, estilo y punto de vista específico a cada uno de nosotros.

Entre los seres humanos, la Conciencia de algo, nos permite ver las cosas de manera diferente, realidades diferentes, unos de otros. Y esa manera diferente va a variar de acuerdo al "paquete energético", que formamos con nuestras creencias.

El Salto Cuántico que nos lleva a esta Nueva Conciencia, y que todos estamos tratando de adquirir, es Vivir Bien.
Por tanto, nuestro trabajo sería soltar lo Antiguo: Esfuerzo, sufrimiento, dolor, autoexigencia, resentimientos, comodidad.
Y trabajar para aprender lo Nuevo: Bienestar, Alegría, Cambios, Adaptabilidad, Aventura, Confort.

El tema es, "cómo": aprender a aplicar Los Secretos del Universo, que es Adherirse al Normal Fluir de Sus Energías, mediante el uso de Sus Leyes: Economía-Atracción y las 7 Leyes.

Hay una Ecuación de la Física que dice que la Presión es: Fuerza (sobre) Resistencia. Entonces, cuanto más nos resistamos a los cambios, y a modificar nuestra comodidad (producto de la costumbre), por Confort (producto del Amor), más difícil pudiera resultarnos el pasarnos a esta nueva Conciencia del Bienestar.

La acción cotidiana, pequeña y casi imperceptible, tiene, sin embargo, un Gran Poder, y al ir modificándola, vamos a ir cambiando nuestra rutina (viejo), por la renovación (lo nuevo). Ser Feliz, la Alegría, porque sí!
La Nueva Conciencia, la Semilla, va a comenzar a crecer. Nosotros la regamos.
Damos algunos ejemplos: hacer cosas que nos gusten, conectarnos con personas y elementos que nos den alegría, cambiar el "Tengo que...", por el "Quiero...", pedir ayuda cuando la necesitamos, reemplazar la queja por el agradecer todo lo que tenemos, escuchar nuestra necesidades internas y atenderlas, y la lista sigue.

Las afirmaciones que podríamos repetir como mantras, para ayudar, podrían ser:
Yo soy Bienestar, imaginando el Color Rosa.
Yo soy Sabiduría, imaginando el Color Amarillo, y el Violeta.
Yo soy Concentración perfecta, con Verde.
Yo soy Comunicación perfecta, con Azul.

Deseo que todos nos unamos para darnos Fuerzas en este Cambio y este Nuevo Camino, que juntos podemos aprender a Transitar.

Con Amor,

Beatriz Seibane 






La época de los "no sé"

Últimamente muchos de nosotros nos encontramos ante un montón de "no sé..." ...no sé que va a pasar, no sé cómo voy a hacer con el dinero, qué va a pasar en nuestro país, qué pasará en el mundo que se muestra tan caótico, no sé si voy a conseguir trabajo (en el caso de no tenerlo) y en el caso de tenerlo si el sueldo me lo aumentarán o disminuirán, en fin los "no sé" terminan convirtiéndose en una especie de mantra que repetimos a diario mil veces y que en realidad solo nos lleva a aumentar nuestra inseguridad, incertidumbre y sensación de carencia.

En un momento de cambios tan rápidos, cambios que no teníamos planeados, cambios que no entendemos, cambios que no sabemos adónde nos van a llevar, es imperioso parar de correr, sentarnos y empezar a reflexionar en nuestro presente y en la mejor manera de vivirlo.
Lo primero sería entender que no estamos a merced de los acontecimientos como barriletes empujados por un fuerte viento y que si bien los hechos nos tocan de una u otra forma todos tenemos siempre la posibilidad de elegir qué haremos de ahora en más.
Quizás tengamos que recurrir a otras habilidades que están en nosotros y que todavía no descubrimos, quizás tengamos que darnos cuenta que un cambio de actitud puede hacer milagros, que enfrentar un miedo nos hará sentir poderosos, que desarrollar la creatividad podrá abrirnos puertas impensadas.

Estamos en crisis porque hay una urgente necesidad de cambio, se están cayendo viejas estructuras, creencias y conductas que pueden haber resultado en otras épocas, pero que hoy en día se traducen en mala distribución del dinero, abusos de poder, violencia, etc. Detengámonos a pensar en cómo cada uno de nosotros, hoy desde su lugar, contribuye en la reconstrucción de un mundo de paz y respeto hacia todos y todo lo cual incluye mi cuidado, el del otro, y el cuidado del planeta que es mi casa, éste solo propósito será el generador de la llegada de la abundancia de todo lo bueno para cada Ser.

Prof. Marta Irene Villafañe 




Todos tenemos un mito que nos vive

La mitología antigua dista de ser un cúmulo de historias fantasiosas de corte religioso.
Muy por el contrario, los mitos son notables expresiones, en forma poética, de la experiencia humana. Describen de manera excepcional caracterologías y situaciones propias de la humanidad que hoy en día, miles de años después, seguimos viviendo y manifestando.

¿Ejemplos? Pensemos en el famoso panteón griego, presidido por el glorioso Zeus y su consorte real, Hera. Luego de su casamiento, tuvieron una luna de miel que duró 300 años; pero pasado ese tiempo Zeus comenzó a engañar sistemáticamente a su esposa. Este dios era de carácter expansivo y lujurioso, no podía evitar su naturaleza libertina y aprovechaba cualquier oportunidad para vivir romances con hermosas muchachas. Hera, indignada y devorada por los celos, invertía todo su tiempo en vigilar a su marido y castigar severamente a las amantes de éste. Lo curioso de Hera es que no manifestaba la ira con su esposo, sino con las amantes. Su mayor deseo era preservar la institución del matrimonio y continuar con Zeus, sin importar el precio. Pregunto ¿Conocemos esta historia en la vida real?

Por experiencia propia o de personas cercanas, el hombre con problemas para mantener el compromiso y la mujer obsesionada con perpetuar una relación dificultosa; no nos resultan un cuento de épocas antiguas. Más bien son una historia muy actual.
Esa es la dimensión simbólica y arquetípica de los mitos. Como dice el Dr. C.G. Jung, se trata de las manifestaciones más profundas de nuestro inconciente, donde hallamos las imágenes primordiales de carácter universal humano: los famosos arquetipos.

Por ello, sumergirse en una historia mitológica y explorar su simbolismo es una experiencia de enriquecimiento psicológico. Nos permite entendernos, tener un marco de pensamiento que organiza y da sentido a la experiencia. No es lo mismo desconocer el motivo de nuestras actitudes, que pensar que una compleja expresión arquetípica las sostiene.

Todos vivimos un mito personal. Zeus, Hera, Dionisio, Afrodita, son nada mas y nada menos que figuras psíquicas internas. Ser concientes de ellas nos permite ser libres y expresar el costado positivo de los arquetipos que modelan nuestro comportamiento.

Lic. Ada Marcos
Psicóloga clínica
 


Departamento Comercial:

Tel: (011)4783-9343
Tel: (011) 6009-9190
ventas@mantra.com.ar
Lunes a Viernes
de 08:00 a 20:30 hs.

Volver a
www.mantra.com.ar

www.mantranews.com.ar