econociéndonos

erapias Alternativas

iencias de la conducta

legidos del mes

iferentes manifestaciones energéticas

uerpo y Entorno

studios personales






Me dejas toda la carga a mí. No sé para donde ir...

A partir del instante en que nos desconectamos de la realidad por aceptar culturalmente aquello que el pensamiento nos hace creer damos espacio e intervención a los miedos. La cultura oriental dice que el miedo emerge de la disociación. Al estar divididos como personas, no conseguimos comprendernos. Pretendemos manipularnos para obtener el resultado que nuestro pensamiento aspira y si no lo obtenemos aparece el temor, la ira, la violencia, el fanatismo, etc. A veces no hay riesgo real y en general la situación no es verdadera solo, es nuestra fantasía.

Para atender esta situación podemos apoyarnos en la respiración apropiada ejercitándola tantas veces como necesitemos. Hacemos una visualización indagando “de que modo son realmente las cosas”, podemos escribir sobre el miedo y renovamos el contacto con nuestra conciencia. Para esto dejamos inactivos los músculos conscientemente mientras efectuamos la respiración sedante, pues los miedos nos impiden unirnos mente-cuerpo y aparecen las contracturas y tensiones. Relajar la musculatura intercostal, ensanchar las narinas, dejar caer los hombros, buscar la respiración profunda y lenta es una forma que se “interpone” a los efectos de la alterada relación físico-mental como consecuencia del nerviosismo, también ayuda una buena postura de la columna. Al hacer esto con regularidad vamos a sentir que es tan viable y de tanta ayuda, que lo vamos a incorporar en todas las situaciones de tensión (stress).

Seguidamente de la postura física y su ejercicio específico vamos a reconocer el miedo si es que ya lo sabemos, siempre que algo traba nuestra actitud o pensamiento hay una confusión presente, dando frases como las siguientes: “parece todo muy complicado”, “no creo estar listo”, “a mi no me dejan”, “no se para donde ir”, “creo que no puedo”, “no confían en mí”, “me perturban tus actitudes”, “no me comprendes”, “me dejas toda la carga a mí”,etc. Con el fin de encontrar específicamente qué miedo (si está a nuestro alcance) es el que actúa, vamos a escribir sobre este suceso tratando de, por ejemplo: analizar sus bases, si son ciertas, en qué rutina aparece, cuántas veces me surge la misma situación y otros.
Reconociendo el contexto quitamos las excusas aprendidas, nos apartamos de la postura de víctimas y recobramos el sentido común. Es muy importante para vencer la parálisis de acción o pensamiento que provocan los miedos, tomar las actitudes antes sugeridas. Al ponernos en movimiento, encontraremos más sencillo y certero nuestro pensamiento reconociendo el propio potencial y la sabiduría en busca de la solución. Evitamos así el conflicto interno que queda grabado en nuestra mente creando una etapa de impotencia, baja autoestima y la pérdida de energía consecuente.

Es de gran importancia hallar el "mensaje" de ese miedo, él es un gran maestro que nos guía hacia la superación hasta encontrar la propia libertad.

Daniel Joffe
Master en Terapias Naturales
 


Departamento Comercial:

Tel: (011)4783-9343
Tel: (011) 6009-9190
ventas@mantra.com.ar
Lunes a Viernes
de 08:00 a 20:30 hs.

Volver a
www.mantra.com.ar

www.mantranews.com.ar