Suscribite al Club de Amigos de Mantra Email us Guía de Profesionales
econociéndonos

erapias Alternativas

iencias de la conducta

legidos del mes

iferentes manifestaciones energéticas

uerpo y Entorno

studios personales










Preguntas más frecuentes sobre la Terapia de Regresión a Vidas Pasadas
Parte II


¿Cuándo es conveniente realizar una Terapia de Regresión a Vidas Pasadas?
La terapia de Regresión a Vidas Pasadas es una forma eficaz de tratamiento y de gran alcance terapéutico. Por sus características llega donde otras terapias no pueden hacerlo, aliviando patologías difíciles de tratar y en un tiempo relativamente corto comparado con otros métodos.
Es muy frecuente ver pacientes, que llegan a la consulta después de haber emprendido un largo recorrido y ensayado distintos tipos de terapia. Esto sucede principalmente en pacientes con fobias, miedos, ataques de pánico y depresión, que concurren en la búsqueda de soluciones a situaciones muy angustiantes de larga data. Otros pacientes consultan sobre todo por relaciones conflictivas prolongadas, como así también cuando éstas se repiten una y otra vez como patrón. También están aquellos que consultan simplemente por curiosidad.
Para todos ellos este método puede ser de gran ayuda.

Descubriendo las Puertas a Nuestras Vidas Pasadas
Durante la Inducción, nos sumergimos en un viaje mágico que nos transporta por parajes y situaciones, que nos atrapan y deslumbran... Esto se logra por la aplicación de distintas técnicas de visualización. A medida que recorremos este trayecto vamos profundizando nuestro trance paulatinamente y adentrándonos en un estado alterado de conciencia. Así llegamos a la siguiente etapa que consiste en la Regresión en sí. Este es el punto más importante del proceso que comienza cuando arribamos a la Puerta o a la Entrada que nos conduce a una Vida Pasada. Este pasaje puede verse de esta forma, como una puerta o adquirir otro aspecto, como un estanque, un espejo, o un pasadizo dependiendo de la técnica utilizada por el terapeuta. Lo cierto es que del otro lado se encuentra esa Vida Pasada que queremos explorar y descubrir.

¿Una persona que tiene dificultades para relajarse y visualizar puede realizar este tipo de Terapia?
Una persona que tiene dificultades para relajarse y visualizar también puede realizar esta Terapia. Por supuesto que en estos casos la importancia que adquiere el rol del terapeuta es fundamental. A través de distintos ejercicios de relajación y visualización se pueden modificar estos trastornos.
Sin embargo el factor principal para la modificación de estas dificultades reside en la comprensión y escucha de la problemática del paciente, por parte del terapeuta que provocan la disminución de las mismas y facilitan la posterior regresión.

¿Una persona que no cree en la reencarnación puede realizar una Terapia de Regresión a Vidas Pasadas?
Alguien que no cree en la reencarnación, puede perfectamente acceder a este tipo de Terapia. En este caso, la experiencia puede llegar a ser considerada, como una situación imaginaria, íntimamente relacionada, con los distintos elementos que componen su problemática actual. Además la línea de trabajo es similar a la efectuada en una regresión. Así, este relato “aparentemente imaginario” se constituye en un elemento muy importante, que puede ser utilizado como “un espejo” de lo acontecido en su vida cotidiana. Este es el punto de partida del trabajo terapéutico.

¿Es frecuente tener miedo a las Regresiones?
El miedo a ser regresado es muy frecuente en la Terapia de Regresión. Es por ello que el papel que desempeña el terapeuta es fundamental. Su accionar sirve de gran ayuda para comprender y contener. Además al esclarecer al paciente sobre las técnicas a utilizar trabaja en consecuencia sobre los miedos que pudieran surgir.
Hay distintos recursos a utilizar en las regresiones para atenuar el eventual “sufrimiento” (en caso que lo hubiera) en cada sesión, por eso la confianza depositada sobre el terapeuta constituye el soporte fundamental para vencer estos temores.
Por otra parte, también es importante destacar, que muchas veces en caso de situaciones traumáticas, algunos pacientes, en una actitud inconsciente de defensa salen automáticamente de la escena e incluso puede ocurrir que ni siquiera entren en ella, recuperando en poco tiempo, y por sí solos, su estado habitual de conciencia.

¿Cómo vencer los bloqueos emocionales que impiden muchas veces, llevar a cabo una Regresión?
Creo que cada bloqueo emocional debe ser estudiado, analizado y trabajado en detalle. Es muy frecuente observar que detrás de cada “bloqueo”, hay situaciones muy específicas que lo provocan. Se pueden utilizar distintas técnicas y ejercicios que traerán a la luz, las situaciones traumáticas que los originaron. De ese trabajo terapéutico depende la liberación de dicho bloqueo.

¿Existen contraindicaciones, o situaciones que impidan poder realizar una Terapia de Regresión a Vidas Pasadas?
Hay contraindicaciones que deben ser tenidas en cuenta en la Terapia de Regresión.
Principalmente hay que considerar los cuadros psicóticos y estructuras “border” por sus implicaciones, pues son cuadros de extrema fragilidad y pueden desestabilizarse. La misma consideración hay que tener ante cuadros de abuso de drogas o alcohol.
Otra situación muy importante es la relacionada con las crisis emocionales agudas. En estos casos es de gran relevancia, tener en cuenta primero el abordaje e intervención terapéutica de la crisis, para luego de aliviada y contenida, comenzar entonces con el proceso de Regresión.

Dr. Víctor Borak 




El Bhagavad Gita: su comentario

En el Hinduismo la encarnación es atribuida a aquel que ha realizado algún servicio extraordinario a la humanidad.
Toda vida personalizada es en realidad una encarnación de Dios, pero no se acostumbra considerar a cada ser viviente como una encarnación. Las futuras generaciones rinden este homenaje a aquel que, en su propia generación, ha sido extraordinariamente religioso en su conducta. Hay un proverbio Urdu que dice “ Adán no es Dios pero es una chispa de la Divinidad”.
Por lo tanto, el que tiene un comportamiento más religioso tiene más de la chispa divina en él. Es de acuerdo con esta línea de pensamiento que Krishna tiene, dentro del Hinduísmo, la posición de la encarnación Perfecta.
El objeto del Guita es mostrar el mejor camino para obtener la autorrealización. Aquello que puede encontrarse esparcido más o menos claramente en todas las Escrituras Hindúes, ha sido presentado en el lenguaje más claro posible.
Ese camino incomparable es: “LA RENUNCIA A LOS FRUTOS DE LA ACCION.”

Este es el punto céntrico alrededor del cual el Guita está forjado. Esta renuncia es el sol céntrico alrededor del cual la devoción, el conocimiento y demás, giran como planetas. El cuerpo ha sido comparado a una prisión. Donde hay cuerpo debe haber acción. Ningún ser personificado está exento del trabajo, por lo tanto toda acción está manchada, incluso la más trivial. En otras palabras, Cómo puede uno liberarse de la mancha de la acción? El Guita contesta esta pregunta con un lenguaje decisivo: “ Por la acción desinteresada; por la renuncia a los frutos de la acción; dedicando todas las actividades a Dios, entregándose a él en cuerpo y alma”.
Pero la falta de deseos o la renunciación no viene por el mero hecho de hablar de ello. No se obtiene por una proeza intelectual. Se obtiene solamente por un continuo agitar el corazón. Para obtener la renunciación es necesario el VERDADERO CONOCIMIENTO. Los eruditos poseen un conocimiento de cierta clase. Pueden recitar los Vedas de memoria y sin embargo están sumidos en excesos. Para que el conocimiento no vaya sin rumbo, el autor del Guita insiste en que vaya acompañado de devoción y da a esta el primer lugar. El conocimiento sin devoción será como un fuego artificial. Por lo tanto dice el Guita, “tened devoción, y el conocimiento le seguirá.” De aquí que la afirmación del Guita es que las cualidades del devoto son las mismas que las del sabio.
Siendo así, la devoción exigida no es la efusión de un corazón blando. Ciertamente no es una fe ciega. La devoción del Guita no tiene nada que hacer con lo externo. Un devoto puede usar rosarios si lo desea, marcas en la frente, hacer ofrendas pero estas cosas no son la prueba de su devoción “un devoto es el que no siente celos de nada, el que es una fuente de compasión, el que no tiene egoísmo, el que recibe igual el frío y el calor, la felicidad y la desgracia, el que siempre perdona, el que está siempre contento, cuyas resoluciones son firmes, el que ha dedicado su mente y su alma a Dios, el que no causa temor, el que no teme a los demás, el que está libre de regocijo exagerado, penas y miedos, el que es puro, el que se entrega a la acción pero no es afectada por ella, el que renuncia a todos los frutos buenos o malos, el que trata a igual a amigos y enemigos, el que no es conmovido por el respeto o la falta de respeto, el que no se envanece por las alabanzas, el que no se deprime si la gente habla mal de él, el que ama el silencio y la soledad, el que tiene una mente disciplinada. Tal devoción es incompatible con la existencia al mismo tiempo de fuertes atracciones. Vemos así que ser un verdadero devoto es realizarse a sí mismo. La salvación para el Guita es la paz perfecta.
Pero tal conocimiento y devoción, para ser verdaderos, tienen que resistir la prueba a la renuncia de los frutos de la acción. El mero conocimiento de lo verdadero y de lo falso no nos hará aptos para la salvación, que es la paz mental.
También nos enseña: Ninguna persona ha alcanzado su meta sin la acción. Mientras por una parte, es indiscutible que toda acción ata, por otra parte es igualmente cierto que todos los seres vivientes tienen que hacer algún trabajo, quiéranlo o no. Aquí toda actividad, ya sea mental o física, debe ser incluida en el término acción. Entonces ¿Cómo puede uno estar libre de las ataduras de la acción aún cuando está actuando?. El Guita dice: Haz el trabajo que te corresponde pero renuncia a sus frutos, sé desapegado y trabaja. Pero la renuncia a los frutos de ninguna manera significa indiferencia por el resultado. Respecto de toda acción uno debe conocer el resultado que se espera obtener, los medios y la capacidad para ello. Aquel que, estando así equipado, no tiene deseos por los resultados pero está completamente concentrado en el debido cumplimiento de la tarea ante sí, se puede decir de él que ha renunciado a los frutos de su acción.
Por otra parte, que nadie considere que la renuncia significa falta de frutos para el renunciante. La lectura del Guita no autoriza tal significado. Renunciación significa ausencia de ansias por los frutos. En realidad, el que renuncia recibe mil veces más. La renuncia del Guita es la dura prueba de la fe. El que está siempre pensando en los resultados, a menudo pierde los nervios en la ejecución de su trabajo. Se pone impaciente, da rienda suelta a la ira y empieza a hacer cosas indignas; salta de acción en acción, sin permanecer fiel a ninguna.
Meditando sobre estas líneas cuando tratamos de poner en práctica en nuestras vidas las enseñanzas del Guita, uno está obligado a seguir la Verdad y la No-Violencia. Cuando no hay deseos por los frutos, no hay tentación por lo falso o lo violento.
Esta enseñanza no significa una colección de “haz y no hagas”. Lo que es legal para unos puede ser ilegal para otros. Lo que es permitido en una época o lugar puede no serlo en otra. El deseo por los frutos de la acción es la única prohibición universal. El desapego es obligatorio.

“No entreguéis este tesoro al que no tiene espíritu de sacrificio, devoción, anhelo por ésta enseñanza, ni a aquel que me niega. Por otra parte aquellos que den éste precioso tesoro a mis devotos, por el hecho de este servicio, llegarán a mi con toda seguridad. Y a aquellos que , libres de toda malicia, absorban con fe esta enseñanza, habiendo obtenido la libertad, vivirán donde las personas de verdadero mérito van después de la muerte”. M.K. Gandhi

Prof. Graciela Meghinasso 


Departamento Comercial:

Tel: (011)4783-9343
Tel: (011) 6009-9190
ventas@mantra.com.ar
Lunes a Viernes
de 08:00 a 20:30 hs.

Volver a
www.mantra.com.ar

www.mantranews.com.ar