Suscribite al Club de Amigos de Mantra Email us Guía de Profesionales
econociéndonos

erapias Alternativas

iencias de la conducta

legidos del mes

iferentes manifestaciones energéticas

uerpo y Entorno

studios personales










El karma a la luz de la Astrología Védica

Adicionalmente a las clasificaciones del Karma emparentadas al predominio de alguna de las tres Gunas, o cualidades de la naturaleza, y a la posible fijeza o movilidad que presenta el mismo (ver nota anterior), se pueden establecer humanamente cuatro niveles temporales en su reconocimiento:

Sanchita Karma (Karma Acumulado): Si la suma de nuestras pasadas acciones se acumula, y la manifestación de sus efectos es diferida, suele ser porque emitimos continuamente causas antagónicas. A cada instante, sin tener cabal conciencia de ello, gestamos causas que retrasan los efectos retributivos de nuestros pasados actos. Nuestros deseos son tan contradictorios que algunas acciones rara vez se armonizan en nosotros. En el curso de una existencia, en el plano físico, acumulamos multitud de causas cuyos efectos no pueden manifestarse. Estas causas "latentes", que nunca mueren formalmente, configuran el Sanchita Karma o karma acumulado. Este nivel causal, carente de circunstancias terrestres adecuadas, suele ser transportado de una manifestación temporal a otra en la secuencia transmigracional del alma, ya que puede germinar bajo las condiciones requeridas, luego de permanecer oculto, del mismo modo que las semillas halladas en los milenarios sarcófagos del antiguo Egipto.

Prarabdha Karma (Karma Activo): Por otra parte, los efectos que se reflejan actualmente en nuestro carácter, en el diseño general de nuestro determinismo, en las circunstancias de vida que responden a nuestro llamado interior, adquieren su color de karma activo o maduro. Esta porción del karma, atavismos étnicos, nacionales y genealógicos mediante, representan el destino que delinea y orienta nuestro presente. Es el fatum medieval, la ananké o triple moira que, en un contexto espacio-temporal definido emerge, en la actual encarnación, como devenir actualizado de una parte del Sanchita Karma o karma acumulado. Esto se encuentra plasmado simbólicamente en la Rasi Chakra (rueda de signos).

Kriyaman Karma (Karma Naciente): Es el campo en el cual el individuo puede mejorar o malograr su devenir. Aquí el actor se dirime entre la posibilidad de modificar su realidad existencial, o seguir la línea de menor resistencia, perpetuando las tendencias con las que arriba a la presente manifestación temporal,
conforme el karma activo que lo tipifica socialmente como persona. En esta limitada área, podemos afirmar que se dispone de una relativa libertad de acción. Este karma representa la potencia creadora del hombre dado que, desapego mediante, se plantea la posibilidad de un recto obrar (dharma), orientado hacia un propósito en armonía con su naturaleza primordial. El Kriyaman Karma o karma naciente surge como la retribución de su actual, así llamado en occidente, libre albedrío; modelando de este modo la configuración del Agami Karma o karma venidero.

Agami Karma (Karma Venidero): Finalmente, nos enfrentamos ante el nuevo karma que tejen nuestras presentes actividades: el karma venidero. Según sea o no compatible con nuestra vida actual se adicionará a alguna de las dos primeras categorías, incrementándose una u otra. Si el alma encarnada persiste en los errores de pasadas manifestaciones, el karma generado por ello en este dominio podrá reforzar el Prarabdha Karma o karma activo. En el peor de los casos, a su vez, de generarse nuevo karma, éste se adicionará al Sanchita Karma o karma acumulado, con lo cual se incrementarán en cantidad e intensidad experiencial sus futuros ciclos de nacimientos y muertes. Debido a ello podrán desatarse en una misma encarnación consecuencias de diversa data y magnitud.
La natural emancipación de las secuelas kármicas se da espontáneamente cuando cesa el apego y la aversión, ya que es posible trascender el Karma por el desapego a los resultados de las acciones, sean éstas físicas, emocionales o intelectuales, en plena conciencia de que el principio espiritual mora tras la ilusoria diversidad de la manifestación temporal en la que se ven involucradas todas las entidades vivientes.

Y finalmente, contestando a las filosofías mas románticas, podemos afirmar que: Si bien podemos ser "libres" para crear determinadas condiciones exteriores, en realidad los resultados obtenidos, o no, los permite, o no, el determinismo que le corresponde a cada individuo. Todo depende del Karma individual; el de la presente manifestación (Prarabdha Karma), como así también: las anteriores manifestaciones temporales del alma (Sanchita Karma).
En este sentido, eventualmente, el ser humano puede ser ayudado a través de diversas terapias. No obstante ello, una forma inocua de asistencia en la toma de conciencia es aportada por una fina y profunda articulación de diversos recursos astrológicos brindados por la tradicional Jyotisha Shastra.

Arq. Pablo M. Mauro 


Entrevista a Christine Day
Frecuencias de Brillo

¿Explícanos de que se trata Frecuencias de Brillo, dónde tienes hoy tu foco principal?
Los Pleyadianos canalizaron esto, es un proceso de sanación que alinea a la persona, cualquiera sea su problema, con los propios aspectos de Luz de su Ser. La misión de los pleyadianos aquí en este plano terreno es asistirnos como seres humanos a alinearnos con los niveles de la 4ª y 5ª dimensión, para que podamos vivir en este plano terreno trayendo el cielo a la tierra. Se supone que esto es lo que debemos estar haciendo.

¿Estás haciendo sesiones con la gente, trabajando la enfermedad, los trastornos mentales y físicos?
Lo que estoy haciendo ahora es enseñando a grandes grupos alrededor del mundo entrenándolos en una serie de iniciaciones pleyadianas que comienzan a alinearlos con la Luz de su Ser, también estoy formando maestros. Mi tiempo está dedicado a viajar nueve meses y medio al año entrenando y enseñando a maestros y si tengo tiempo libre trabajo con niños.

¿Estás haciendo mucho trabajo con niños, de qué se trata?
Estoy trabajando con cualquier niño con lesiones cerebrales, autismo, disfunciones del cerebro, disfunciones en el aprendizaje. Este trabajo actúa en corregir las lesiones del cerebro o disfunciones, es parte del trabajo de sanación de Frecuencias de Brillo. Es lo que llamamos en este plano de tercera dimensión “milagros”, pero realmente no son milagros, es sólo realinearse y permitir que las energías de la 4ª y 5ª dimensión entren y curen el cuerpo. En estos momentos estamos en un período de gracia nos es dado una increíble oportunidad de realinearnos con la luz de nuestro “Ser”. La misión de los Pleyadianos es traernos una serie de procesos de iniciación que nos asistan en ese realineamiento a ese aspecto divino de nuestro “Ser”, esa única divinidad que todos tenemos.

¿Dices que nuestro “Ser” recuerda y nos estás asistiendo a recordar?
Los Pleyadianos. ¿Sabes?, esta es su especialidad. Ellos pueden crear energías, series de procesos que pueden asistir a la mente humana a que suelte y comience a alinearse con el corazón, es a través del corazón que podemos transformarnos y reconectarnos con “nuestro aspecto luminoso”. Esto nos liga con nuestro único derecho de nacimiento a tener una abundancia natural en todos los niveles incluyendo la autosanación.

¿Así que es físico , mental y emocional?
Así es, es el aspecto espiritual de crear esa conexión con el “Ser”, esto sana en el emocional y físico, trabaja en todos los niveles.

Hablas sobre iniciarnos con nuestro Ser. ¿Qué quiere decir iniciarnos con nuestro Ser? ¿Iniciar el Ser?
Cuando hablo del “Ser”, quiero decir: traernos y reconectarnos con quienes realmente somos, esa luz, ese aspecto divino de nuestra luz. En vez de conectarnos con nuestra mente limitada, que muchos de nosotros creemos que somos, nos reconectamos con la verdad de ese aspecto divino de nuestro Ser. Una vez que nos alineamos con esto comenzamos a movernos con el flujo de la propia luz, las palabras “Hágase tu Voluntad” realmente son: hágase tu voluntad es moverse hacia la Luz de la voluntad del “Ser”, es permitirle al “Ser” que nos lleve donde necesitamos ir en nuestras vidas, esa es la sanación, abrirnos al aspecto de esta divina abundancia que por supuesto es nuestro derecho natural de nacimiento, si todos tenemos esto tenemos nuestra propia abundancia que no pertenece a nadie más. Podemos conectarnos a eso y comenzar a recibirla en nuestras vidas permitiendo una trasformación y sanación en todos los niveles de nuestras vidas.
Los Pleyadianos me pidieron que escribiera un libro éste fue canalizado, por supuesto. Son una serie de iniciaciones capítulo a capítulo, 12 capítulos de iniciaciones por los Pleyadianos con el CD canalizado al final de cada capítulo va a llevar a cada persona a esa iniciación alineándola con esa luz de su “Ser”. Va a estar listo pronto.

Entrevista realizada por Virtual Light en Febrero 2008
 


Departamento Comercial:

Tel/fax: (011) 4783-9343
Tel: (011) 6009-9190
ventas@mantra.com.ar
Lunes a Viernes
de 08:00 a 20:30 hs.

Volver a 

Mantra
www.mantra.com.ar

www.mantranews.com.ar