Suscribite al Club de Amigos de Mantra Email us Guía de Profesionales
econociéndonos

erapias Alternativas

iencias de la conducta

legidos del mes

iferentes manifestaciones energéticas

uerpo y Entorno

studios personales







¿Por qué me resulta tan difícil comunicarme?

Esta es una de las preguntas que con mayor frecuencia me hacen las personas que vienen a una consulta.

La Programación Neurolinguística (PNL) postula que las personas perciben el mundo y se comunican con él a través de tres canales: VISUAL, AUDITIVO y KINESTÉSICO; este último está relacionado con las sensaciones y los cinco sentidos (vista, oído, olfato, gusto y tacto). Estos canales actúan como filtros y determinan la forma en que las personas perciben el mundo siendo uno de ellos el canal preferido. Esto no significa que una persona utilice solamente un único canal para comunicarse y percibir su realidad del mundo, significa que será el canal con el cual se sienta más a gusto y tienda siempre a comunicarse a través de él.
Cada uno de estos canales tiene características bien diferentes y constituyen los Sistemas de Representación Sensorial y de Comportamiento que cada persona utiliza para pensar, organizar su propia experiencia y comunicarse con los demás.

La PNL tiene un postulado básico que dice: “el Mapa no es el Territorio”. Esto significa que la realidad no es única y universal sino que existen tantas realidades como seres humanos hay. Cada uno de nosotros percibimos el mundo a través de determinados filtros. Uno de ellos son los tres canales de comunicación antes mencionados.

Otro filtro son las SUBMODALIDADES de estos Sistemas Representacionales, es decir, la forma particular en que cada persona ve, escucha y siente. Yo los llamo la sintonía fina: por ejemplo, cuando recordamos alguna situación vivida: ¿la vemos en colores o en blanco y negro?; ¿escuchamos sonidos, música?; ¿recordamos olores, sabores, texturas, temperatura?; etc.
Hay otros filtros, pero uno de ellos es muy importante y está vinculado específicamente con lo que comunicamos, es decir, con el recorte que cada uno de nosotros hace al comunicar lo que está pensando. Es el llamado METAMODELO DEL LENGUAJE. A través de esta poderosa herramienta que nos brinda la PNL, podemos obtener información precisa y de alta calidad, y ayudar a otras personas a clarificar sus pensamientos.
¿Cómo? Haciendo las preguntas que permiten “traer luz” sobre las Omisiones, Eliminaciones y Generalizaciones que todos nosotros hacemos permanentemente cuando hablamos. En muchos casos es adecuado que así sea, pero en otros, lleva a conflictos serios de comunicación al dar por sentado que nuestro interlocutor sabe lo que queremos expresarle y entiende perfectamente lo que estamos pensando.
Volviendo a los Sistemas Representacionales, los seres humanos tienden a sentirse más cómodos con aquellas personas que se comunican a través de su mismo canal, por eso para nuestras amistades tendemos a buscar quienes tienen nuestro mismo canal preferido pero para la pareja buscamos el complemento. Es decir, una persona que es preferentemente auditiva, buscará como pareja a una preferentemente visual o kinestésica. Y es ahí donde surgen los problemas de comunicación. La persona preferentemente auditiva le pondrá el énfasis en lo que dice; mientras que una persona preferentemente visual le pone mayor atención a lo que ve, y una preferentemente kinestésica se centrará en lo que siente, en sus sensaciones. Si nos quedamos en nuestro propio canal nos estamos perdiendo de percibir dos tercios del mundo y nos resultará mucho más complicado entender y comunicarnos eficazmente con las personas que nos rodean. Necesitamos conocer y poder explorar los otros canales de comunicación para tener una mejor visión de la realidad y poder comprender a quienes tenemos a nuestro lado. Una persona entrenada puede utilizar los diferentes canales de comunicación, puede ir “al mundo del otro” y, desde allí comprenderlo y establecer lo que la PNL llama “rapport” (es el vínculo que se establece con una o varias personas y se caracteriza por lograr armonía, conformidad y afinidad, creando un sentimiento de unidad. Es una manera de establecer confianza y credibilidad). Salir de nuestro propio mundo para comunicarnos con un “otro” es un acto de amor porque implica dejar nuestro propio mundo para acercarnos y comprender a la otra persona. Es nuestra la decisión.

Lic. Ana Díaz Bott 




Enfermedades crónicas y síntomas con Constelaciones Familiares

Este novedoso enfoque en psicoterapia, fenomenológico y sistémico, nos muestra que en muchas enfermedades existe un mensaje de amor e intentos de llegar a un equilibrio en la familia.
Al hacer la constelación familiar se genera un movimiento sanador, que al develar la dinámica oculta, la felicidad secreta de la enfermedad pierde su sentido encauzándolo hacia la vida y la salud.
Este método terapéutico es complementario de la intervención médica, lo que trabaja es otra realidad que emerge a la luz. En la familia enfermamos no porque sus integrantes sean malos, sino porque en las familias actúan destinos que implican, influyen y afectan a todos sus miembros. El amor en la familia tanto enferma como sana.
También ahí, donde nosotros nos desviamos de un orden, orden del amor, nos vuelve o nos guía de regreso una enfermedad, teniendo un sentido que nuestra mente no entiende pero que el alma necesita. Sanamos en familia porque una vez que descubrimos el mismo amor que llevó a la enfermedad, este se une al conocimiento para buscar otra solución.
Los dolores de cabeza expresan amor contenido y dejándolo fluir hacia donde tiene que ir es camino de solución. Los dolores de espalda están evitando una inclinación profunda ante alguien o algo en la familia. Esta inclinación significa honrar a alguien y es un movimiento físico, que unido con una inclinación interior, es muy liberador.
Cuando un hijo ve que su padre se quiere morir, el hijo dice “yo lo haré en tu lugar” por amor hacia su padre. Detrás de muchas adicciones hay un intento de querer ir hacia la muerte. La dinámica oculta en la familia detrás de la adicción es que la madre le dice al hijo “toma solo de mí. Aquello que viene de tu padre y de su familia no vale nada, no desees tomarlo”.
Entonces el hijo se venga de la madre tomando tanto que le perjudica, es a la vez la venganza y la expiación por no poder tomar del padre. En cuanto esta persona con la mirada en la madre le da un lugar al padre y toma de él puede dejar la adicción. Esto vale tanto para el alcohol, las drogas y la bulimia. La adicción se desarrolla frecuentemente cuando la madre impide el acceso al padre.
Detrás de enfermedades de cáncer en mujeres las constelaciones han mostrado a menudo que existe un rechazo a la madre y que en algunos casos es generacional.
En el caso de enfermos de asma el trabajo mostró que no pueden darse como niños. Dejando espacio al amor hacia la mamá o el papá pueden exhalar y todo peso queda atrás. En la depresión crónica si se logra integrar al progenitor excluido, el nivel emocional básico se eleva.
Todas estas son observaciones que surgen del trabajo terapéutico con constelaciones familiares, no hay una constelación igual a la otra, por lo que no se puede generalizar.
Lo que sí se puede generalizar es la conclusión que muy acertadamente en su visita a Bs.As. el Dr. Stephan Hausner nos dejó en su seminario. “Entero, sano en su totalidad solamente se puede sentir uno que ha tomado en su corazón a todos a quienes pertenece. Que puede mirar a cada uno a que pertenece a los ojos y puede decir “lo tomo de ti” también a ese precio y me lo guardo como algo especial. Y quien ha tomado de esta manera y está en sintonía con lo que ha recibido, con lo fácil y con lo difícil y quien está en sintonía con aquello que no ha podido recibir tiene todo lo que necesita. Nadie puede pasar de largo de los padres y sea cual fuere el precio solamente los pueden tomar como son y con todo lo que les pertenece. Y a quien no le es demasiado alto el precio puede apoyarse en sus padres, puede dejarse penetrar por sus fuerzas quizás también aunque no los conozca.

Lic. Ana Isabel Dokser
Psicóloga UBA
 


La entrevista floral

No es solamente acercarse al mostrador de la farmacia o pedirle a nuestra amiga de la dietética: “Preparame unas gotitas para la ansiedad.” ¿Vamos a dejar nuestras emociones en manos de alguien que mira una cartilla y selecciona gotitas por número? “Si estás cansada tomá la 45, si tu marido te engañó, la 76.”

Es bastante mas complejo. La entrevista floral es una conversación profunda, donde voy desgranando poco a poco las emociones que están en desequilibrio. La historia que me relata el entrevistado, me dá una buena introducción , pero no son sólo las palabras, es la manera de decirlas , los gestos, el tono de voz, la rapidez o las pausas.
En definitiva, estoy tratando de sentir la emoción subyacente , la que está aquejando a la persona y no le deja encontrar su centro. Poder SENTIR lo que le pasa al otro es maravilloso, lo que todavía la ciencia no pudo descubrir, pero se transmite, se percibe, se intuye.
Ese es mi mejor indicador de que estoy preparando una buena fórmula. Después, expresarle en palabras las emociones que vamos a trabajar. La pérdida de alguien o algo querido, la dificultad en las relaciones, los cambios en la vida, la falta de deseo, los miedos a enfrentar situaciones, son algunos de los tantos temas a tratar en nuestro diálogo. Ninguna entrevista es igual a otra y no hay patrones fijos para realizarlas, la con-versación fluirá naturalmente hacia los aspectos negativos que deseamos equilibrar.
Trabajo con el Sistema Bach y anexo cuando es necesario, Flores del Bush Australiano y del sistema de California. En mis entrevistas no estoy mirando el reloj. Si el tema requiere de una hora y media, eso durará nuestro encuentro. Luego preparo la fórmula elegida con los concentrados originales a la vista. Esto te asegura estar tomando verdaderamente las Flores y evitar el engaño de algunas farmacias inescrupulosas que jamás instruyeron a su personal en terapias complementarias, que las consideran placebos y no guardan el menor respeto en su preparación. Como verás, no es tan sencillo como: Preparame unas gotitas para...
Te deseo serenidad; el resto viene solo.

Rubén Glikman 


Departamento Comercial:

Tel: (011)4783-9343
Tel: (011) 6009-9190
ventas@mantra.com.ar
Lunes a Viernes
de 08:00 a 20:30 hs.

Volver a
www.mantra.com.ar

www.mantranews.com.ar