Suscribite al Club de Amigos de Mantra Email us Guía de Profesionales
econociéndonos

erapias Alternativas

iencias de la conducta

legidos del mes

iferentes manifestaciones energéticas

uerpo y Entorno

studios personales







¿Cuál es el mensaje que me traes...?

Desde nuestra primera respiración en este mundo, experimentamos el contacto, la mirada, el sonido de las voces de otras personas y en un recorrido a veces fácil y agradable y otras no tanto aprendemos a relacionarnos con otras personas. Esperamos ansiosos al alimento y atención de nuestra madre primero, extendiéndolo después a nuestro padre y demás integrantes de la familia. Vamos registrando cada palabra, cada mirada, cada gesto y de acuerdo a lo amorosos o no que éstos sean, creceremos expandidos y flexibles o temerosos y cubiertos de defensas para que nadie nos lastime.
Si bien uno lo vive de esta manera, estamos inmersos en un aprendizaje karmático por espejo, o sea que vamos a nacer en una familia que nos muestre o refleje lo que nos ha quedado por aprender.

Llegamos aquí sin memoria de otras vidas y creemos todo lo que vemos, a veces sin entender de que se trata. Es como si nos dieran una obra a representar en la cual nosotros traemos un papel para desempeñar, (aprendizajes pendientes, cancelaciones kármicas, misión o misiones a cumplir), en esta especie de “escenario”, no estamos solos. Acordamos venir con las personas con las que tuvimos conflictos en tiempos pasados, y que nos van a mostrar de qué se trata el aprendizaje.
Acordamos venir con seres a los que amamos inmensamente, que estarán con nosotros para cobijarnos y tendernos sus manos cuando lo necesitemos.
Cada persona que llegue a nuestra vida, tendrá algo para mostrarnos,
algo para enseñarnos, algo para ofrecernos, sólo tenemos que aprender a ver de qué se trata ese “algo” para crecer y ganar en amor y libertad.
Si descubrimos el “secreto” en cada relación, enriqueceremos inmensamente nuestras vidas y nos ayudará a conectarnos con nuestra verdadera esencia, con nuestras profundidades, con nuestras sensaciones más íntimas. También empezaremos a amigarnos con nuestras sombras, sonreírnos de nuestros errores, respetarnos y querernos tal cual somos. Simplemente estamos aprendiendo... creciendo.
El camino del autoconocimiento nos brindará los elementos para descubrir la razón de nuestro personaje, de nuestro papel en esta historia y nos abrirá a los mensajes que nos traen las relaciones.

Prof. Marta I. Villafañe 




El ratón y el yogui

Contó una vez mi maestro la historia de un ratón, que sufría el tormento de una cacería atroz. Un gato lo perseguía en tendida carrera, y por salvar su vida se internó en la selva. Allí encontró a un yogui, sentado en meditación “¡Por favor socórreme!”, le pidió en un clamor.
“Un gato me persigue por tierra, mar y cielo, usa tu poder y dime, que me transforme en perro…” Así pidió y fue concedido, y salió persiguiendo al gato, más a mitad de camino, salió un lobo a su paso.
Fue donde el yogui de nuevo a buscar su buen auxilio: “Vuélveme un tigre te ruego, de un lobo corro peligro…"
Así quiso y le fue dado el cuerpo que pedía, huyó el lobo asustado al ver tal fiera enemiga. Más con su cuerpo de tigre sintió orgullo y poderío, y al yogui empezó a rugirle, amenazando engullirlo.
Con enfado lo vio el yogui, y en castigo así le habló: ¿Así es cómo correspondes? ¡Vuélvete otra vez ratón!
Por su falta de respeto y ser malagradecido volvió a su viejo cuerpo, y su avance fue perdido. Así mismo pasa al hombre, esto y eso pide a Dios; y apenas se haya conforme prepara su rebelión. Pronto es en pedir, tardío en agradecer, y siempre vuelve a construir sobre ruinas de Babel.
El discípulo al guru (maestro) siempre debe agradecer, no pensar “ahora soy puro y nada le debo a él…”
Que el poder no disturbe nuestro servicio al Señor, que tu existencia ayude a un mundo de Amor.

Thakur Das 


Departamento Comercial:

Tel: (011)4783-9343
Tel: (011) 6009-9190
ventas@mantra.com.ar
Lunes a Viernes
de 08:00 a 20:30 hs.

Volver a
www.mantra.com.ar

www.mantranews.com.ar