Suscribite al Club de Amigos de Mantra Email us Guía de Profesionales
econociéndonos

erapias Alternativas

iencias de la conducta

legidos del mes

iferentes manifestaciones energéticas

uerpo y Entorno

studios personales







¿Con qué signo te identificás?

VENUS es el planeta del amor, pero sus formas de acción son muy distintas, de acuerdo al SIGNO de su emplazamiento.
Así cada una de ellas, ante la posibilidad de que el objeto de su amor la ignore y decida galantear a otra damisela, reacciona de diversa forma:
Si es Venus en Cáncer: se siente lastimada hondamente, hace pucheros y llora, se encierra en sí misma y se refugia en su cama con su osito de peluche y le pide a su mamá que le prepare sopa de dedalitos.
Si es Venus Sagitario: se ofende porque no han sabido valorar su calidad de diosa, espera que la justicia divina castigue al impío y para olvidar busca su raqueta de tenis y reserva boletos en un crucero al Caribe.
Si es Venus en Géminis: se ocupa en saber todos los detalles de la situación y sobre todo de la rival, hablando por teléfono con todos sus conocidos, después sale a andar en bicicleta por los bosques de Palermo.
Si es Venus en Aries: se pone roja de furia e inmediatamente busca al infiel y le propina dos buenas cachetadas en la cara.
Si es Venus en Escorpio: no hace comentarios, pero llora a escondidas mientras acaricia el tapado de visón que él le regaló, por años pasará frente a su casa planeando una sutil venganza y recordando la ofensa sin perdonarla.
Si es Venus en Acuario: se encoge de hombros e imagina que en realidad confundió su sentimiento de amistad con amor, decide hacerse una carta natal para saber con más exactitud cual es el hombre que le conviene. Si es Venus en Libra: hace mohines para evitar el llanto que le estropearía el maquillaje haciéndola aparecer fea, pero secretamente se alegra ya que no estaba del todo segura de que fuera el hombre de sus sueños.
Si es Venus en Virgo: se preocupa porque seguramente hizo o dijo algo no conveniente que lo desilusionó de ella, además decide que no volverá a salir con otro hombre hasta adelgazar los 250 grs que engordó en el fin de semana y operarse ese horroroso lunar que tanto la afea.
Si es Venus en Tauro: se enfurruña, jura que no le devolverá ni uno solo de los regalos que él le hizo y se enfurece al pensar que perderán un montón de dinero en la venta del dpto. que habían comprado juntos.
Si es Venus en Leo: se viste con su mejor vestido, va a la discoteque que solían frecuentar y busca al galán más pintón de la noche, con el que se exhibe muy amartelada para darle celos y demostrarle que a ella no la afectó en nada.
Si es Venus en Piscis: llora desconsoladamente por días enteros, se considera la más desgraciada de las mujeres y decide encerrarse en un convento de carmelitas descalzas.
Si es Venus en Capricornio: se promete a sí misma que jamás volverá a confiar en ningún hombre, no está dispuesta a perder el tiempo de esa forma y se decide a aceptar el galanteo de su jefe, que si bien es mayor parece lo bastante seguro y confiable como para no hacerla sufrir.

Emilia “Kuky” Ghirlanda
Dir. Escuela Nicolás Copérnico
 


El trabajo con la Sombra Personal

En el proceso de crecimiento vamos seleccionando aspectos de nuestra personalidad que son queridos y aceptados por nuestros padres y educadores, y a la vez vamos ocultando y reprimiendo en el inconsciente aquellos rasgos negativos y emociones inaceptables que nos provocan molestia y vergüenza y no convienen a nuestra imagen. Por temor al rechazo vamos creando una máscara social que nos distancia del núcleo original de nuestra personalidad. Relegamos al ámbito de la sombra el odio, la ira, celos y envidias, la lujuria, conductas adictivas y agresivas entre otras. En esta búsqueda de perfección y aceptación rechazamos no sólo nuestros instintos agresivos sino también talentos y dones no despertados por falta de aprobación familiar. En la sombra ocultamos junto con la emoción indeseable un quantum poderoso de energía vital primitiva que ya no queda a nuestra disposición.
Guardamos la secreta fantasía de que aquello que no vemos ni mostramos "no existe". Sin embargo la sombra irrumpe en nuestros sueños, en actos fallidos o lapsus verbales, en aquellas reacciones desmedidas e irracionales donde no nos reconocemos y nos sentimos luego confusos y avergonzados. Aparece en nuestros prejuicios, en el sarcasmo, la crítica y el humor. La Sombra se muestra cuando algunos rasgos de carácter que vemos en otras personas nos irritan y nos afectan profundamente.
Proyectamos en nuestras relaciones aquellos aspectos que nos son difíciles de integrar a la conciencia. La sombra golpea a nuestras puertas y nos habla en los dolores de cabeza, en los dolores óseos y en las articulaciones, en la alta presión y en el insomnio. En los estados depresivos, como intento creativo de establecer una comunicación más profunda en la totalidad que somos. La sombra se cuela en nuestras conductas reiteradas de autosabotaje y adictivas. Percibimos la sombra como un extraño que nos invade. Traer a la conciencia los personajes escondidos en la sombra, detectar su voz, su modo de funcionamiento y su origen reduce el poder hipnótico que tienen en nosotros. Siempre tiene un mensaje importante para darnos. En general las voces son críticas y suelen aparecer como pensamientos mecánicos y repetitivos o sentimientos incontrolables. Reapropiarnos de nuestra sombra es un trabajo lento y audaz que nos permite recuperar la energía congelada y reencauzarla.
Conocerla e integrarla no significa obedecer a sus dictados. Nos permite intentar nuevas respuestas a viejos problemas. Es un trabajo que nos convoca a renunciar a los ideales de perfección para lograr la integración. Nos invita a expandir nuestras posibilidades en todas las áreas de la vida al extraer la riqueza potencial de nuestra sombra en nuestro provecho. Ampliando la conciencia acortamos la distancia entre quienes somos, quiénes creemos que somos y cómo nos mostramos al mundo. Al aceptarnos y dejar de culpar a los demás nos abrimos a la tolerancia y a la compasión. Al abandonar los pensamientos y actitudes extremas nos abrimos al misterio de la vida y a sus regalos.

Lic. Ana Isabel Dokser
Psicóloga UBA
 




Enlace Akasshum

Enlace Akasshum es una técnica de la nueva era, nacida bajo la influencia de Urano. Por lo tanto es una herramienta de “última generación”, para tomar contacto, nuevamente, con la esencia creadora, con la fuente primordial de energía que vive en nosotros. Lo cual nos permite ampliar y expandir nuestra conciencia más fácilmente. Podremos recibir la información necesaria para comprender mejor cómo elegir y decidir cotidianamente nuestro camino. Para lograr una evolución más rápida y efectiva.
La conexión la realiza un terapeuta con los datos personales del consultante, quien puede preguntar cuestiones que le afecta en lo personal y que necesita comprender mejor desde una óptica distinta. Las preguntas son de decisión personal de cada uno. No obstante llegará sólo aquella información que realmente el universo considere valiosa para este momento presente de nuestro desarrollo.
El encuentro durara aproximadamente una hora y media donde podrás realizar preguntas sobre tu pasado, presente o futuro inmediato, como así también sobre tu misión y tu camino personal.
Si estás decidida a encontrar una respuesta diferente a través de una conexión universal, el Enlace Akasshum te abrirá las puertas a tu esencia.

Graciela Torrado
Dir. La Casa del Ángel
 


Departamento Comercial:

Tel: (011)4783-9343
Tel: (011) 6009-9190
ventas@mantra.com.ar
Lunes a Viernes
de 08:00 a 20:30 hs.

Volver a
www.mantra.com.ar

www.mantranews.com.ar