econociéndonos

erapias Alternativas

iencias de la conducta

legidos del mes

iferentes manifestaciones energéticas

uerpo y Entorno

studios personales







¿Qué es un laboratorio de autoestima - identidad?

Nos reunimos alrededor de 15 ó 20 personas. A veces hacemos una ronda inicial. Generalmente yo hablo para introducir el tema. Vamos a aprender a darnos cuenta y a valorarnos. ¿A darnos cuenta de qué? De nuestros sentimientos, de nuestras necesidades.

También vamos a aprender a discriminar, a discernir, entre lo que sentimos y lo que pensamos, porque sentimos y pensamos y muchas veces eso no es claro. También vamos a aprender a discriminar entre lo que es mío y lo que es tuyo en relación con los espacios. Mi espacio, tu espacio, mis derechos y los tuyos. Dónde termino yo y dónde empiezas tú.
Para que este aprendizaje se dé, yo voy a tener que hacer algunas intervenciones, señalamientos acerca del lenguaje. Y como nos vamos a equivocar porque no hay otra manera de aprender, vamos a incorporar la aceptación de lo que no sabemos o no es cómo nosotros queremos, tratando de no criticarnos por eso, o de observar nuestra parte crítica con compasión.
Estamos tratando de aprender a no sufrir y a ser más felices. Mucho sufrimiento viene de la autocrítica y la intolerancia con nosotros mismos. Ahora aprendemos a observar con amor y sin críticas para llevar de la mano y amorosamente a nuestros aspectos no crecidos para que puedan cambiar.

Vamos en cámara lenta observando detalles de nuestro lenguaje y de las formas de expresión de nuestro cuerpo.
Observamos sus bloqueos, y con suavidad y con amor y dándoles el tiempo que necesitan los llevamos a conocer otros estados más placenteros, más abiertos, más vitales donde la energía circula y nos torna vivos y alegres, dispuestos al disfrute de nuestro cuerpo y de la vida.
Nuestro cuerpo es la sede de las emociones, así que le prestamos especial atención y cuidado. Lo escuchamos, lo atendemos. Aprendemos a hacerlo a través de los ejercicios o experiencias vivenciales que propongo.
Todo el laboratorio es una vivencia. A veces usamos música y mucho contacto con las demás personas para descubrir cómo es esta interacción, qué despierta en mi el otro, y qué despierto yo en los demás.
Siempre con conciencia de qué siento y qué necesito. Exploramos cómo me ven los demás. Para esto creamos un clima de aceptación y no crítica, así el grupo resulta un soporte y las personas pueden mostrarse como son. Propongo varias consignas para esto y al final de cada una nos sentamos en ronda y hablamos de lo que pasó. Y yo observo lo que está pasando. Aprendemos a conectarnos con el Presente, lo que sentimos en cada momento y a aceptar los cambios.
La necesidad de expresión y ser escuchado es básica en el ser humano, como la necesidad de amor y de contacto. Y cuando esto está logrado a nivel físico y emocional, también necesitamos discriminar a nivel mental y conectarnos con la realidad, lo obvio, y discriminarlo de lo que supongo pero no es tan real, es mi fantasía. ¿Quién soy? Soy todo lo que siento y pienso, soy un ser que se expresa y soy mucho más.
Soy una frecuencia vibracional y esta conciencia transpersonal la tengo en cuenta en cada trabajo para llegar a lo mejor de cada persona, aunque éste no sea el objetivo manifiesto de este encuentro. Los temas que se tratan dependen de los emergentes. Si alguno necesita trabajar algún tema personal lo hace, o no, tiene libertad para esto. En la parte final, el tercer día trabajamos específicamente la autestima, aprendemos a perdonar y perdonarnos, valorar al otro y valorarnos a nosotros mismos, reconociéndonos como una dignidad. Así hasta que llegamos al final y trabajamos lo que es el cierre y la despedida del contacto. ¿Cómo hacemos esta despedida? (los duelos) ¿Podemos quedarnos y permanecer en la emoción y darnos tiempo o preferimos abandonar? Acá aprendemos a poder irnos sin abandonar ni ser abandonados.
Por eso necesitamos tiempo. Aprendemos a conectarnos los seres humanos vivos, emocionados y a despedirnos. O simplemente aprendemos con amor que es el único maestro.

Lic. Mabel Allerand 


Descubriendo las puertas a nuesrtas vidas pasadas
1a parte: en nuestra existencia actual

¿Qué importancia le damos a aquellas experiencias en nuestra vida cotidiana que nos son difíciles de explicar?
Muchas veces en nuestra vida nos suceden situaciones extrañas, que nos sorprenden, inquietan y nos resultan difíciles de interpretar. Puede tratarse de un sueño, una sensación o incluso un estremecimiento. Lo cierto es que una persona, un lugar o una situación determinada, a veces nos provoca ese algo tan “especial” que nos es difícil de explicar. Así como hay situaciones objetivas, para las que siempre va a haber una respuesta, existen también aquéllas cuya trama tiene que ver con lo sutil y que tienen esa fuerza y ese misterio de lo inexplicable.

¿Tenemos indicios de nuestras vidas pasadas en nuestra existencia actual?
Los tenemos frecuentemente, aunque muchas veces no les damos la importancia que merecen, porque para que adquieran dicha trascendencia debemos apartarnos del pensamiento racional y entrar en el terreno de lo sutil. Entonces debemos prestar atención a impresiones, sensaciones y situaciones que nos son muy difíciles de definir y comprender, porque tiene que ver con lo inexplicable.

¿Dónde podemos encontrar esas huellas de nuestro pasado? En nuestra vida cotidiana, pues estos rastros forman parte de ella y se confunden con los incidentes y situaciones que colman nuestro pasado. Ellos son: los flashbacks, los deja vu, los sueños, los juegos infantiles y las prácticas que nos conducen a estados alterados de conciencia como meditación, yoga y reiki.

Flashbacks:
Son visiones espontáneas o recuerdos de una vida pasada gatillados por determinada persona, circunstancia o lugar. Esta situación puntual ocurre cuando alguien, algo o determinado lugar que probablemente visitamos por primera vez, irrumpe imprevistamente en nosotros, desencadenando imágenes aparentemente desconocidas, relacionadas con nuestras Vidas Pasadas.

Deja Vu:
¿Cuántas veces al atravesar determinada situación, experimentamos la sensación de haber vivido dicha escena antes? Tal vez nos resulte muy difícil explicar el cómo o el porqué, pero es como si viéramos una misma película por segunda vez.
Muchas veces esta sensación tiene que ver con nuestra propia compulsión a la repetición de distintas actitudes. Otras veces, como ocurre en los deja vu, está relacionada con recuerdos ignorados de nuestras Vidas Pasadas que vuelven a nosotros al atravesar situaciones similares en nuestra existencia actual.
Los sueños:
Los sueños relacionados con nuestras Vidas Pasadas tienen características muy definidas.
Existen aquéllos que aparecen en nuestra infancia o en la adolescencia temprana y en los cuales podemos observar lo siguiente: - Se repiten frecuentemente una y otra vez, a partir de nuestros primeros años de vida, en general, asociados a situaciones especiales, (fiebre, miedo, angustia, etc). Casi todos presentan las mismas características: personas, situaciones y lugares en las que los sueños se desarrollan, con muy ligeras variantes entre sí. La acción se desarrolla en una época anterior, con lugares y personajes aparentemente desconocidos por nosotros.
Tienen una intensidad tan vívida, que los hace sobresalir de los otros sueños que tenemos habitualmente.
También hay otra clase de sueños que son aquellos provocados por los flashbacks, deja vu y prácticas que nos conducen a estados alterados de conciencia, incluyendo las regresiones a Vidas Pasadas. Luego de dichos episodios, muchas veces soñamos, con situaciones ligadas a ellos evocando lugares, situaciones y personas que habíamos visto en dicha oportunidad.

Los juegos infantiles:
Los recuerdos de las Vidas Pasadas están presentes en la memoria infantil. Ellos se manifiestan en los sueños, y también a través de las principales formas de expresión del niño: el dibujo y el juego A través del juego el niño elabora no sólo situaciones presentes sino también situaciones pertenecientes a su pasado que afloran en esos primeros años Cuando se realiza una regresión a Vidas Pasadas es muy frecuente observar que muchas de las situaciones más traumáticas revividas durante las mismas, coinciden con las representaciones de esos juegos infantiles sobretodo aquellos que son repetidos una y otra vez durante la niñez.

Otras prácticas:
Meditación, yoga y reiki, son prácticas que nos conducen a estados alterados de conciencia. Ellas pueden llegar a evocar imágenes aparentemente descolgadas y fuera de todo contexto donde podemos contemplar situaciones, lugares y personajes pertenecientes a nuestras Vidas Pasadas. Aparecen espontáneamente cuando son disparados por estos estados alfa.

En pocas palabras:
Así como podemos evocar nuestras Vidas Pasadas a través de la Terapia de Regresión, si prestamos atención y observamos en forma sutil, desprendiéndonos de todo pensamiento racional observaremos que en nuestra vida cotidiana también podemos encontrar rastros de quienes fuimos en nuestras existencias pasadas.

Dr. Víctor Borak 




Tomando posesión de nuestro poder personal

Cada ser humano tiene una energía de equilibrio muy particular, con una vibración y resonancia específica, su energía de esencia.
Esta energía de equilibrio en el intercambio con los otros acostumbramos a cederla y al hacerlo nos cedemos a nosotros mismos. Puede ser que cedas tu energía a tu pareja, a tus hijos, a tus jefes o instituciones entre otros. El mecanismo es el siguiente los emponderas a ellos y te sientes vacío, carente y sales a buscar energía para alimentar este vacío a muy alto costo.
Esta energía obtenida de este modo, dura poco y te conviertes en víctima de quien la provee. También nos cedemos a nosotros cuando emponderamos a nuestra mente y a un sistema de creencias negativas y limitantes que nos engaña acerca de quien verdaderamente somos, manteniéndo nuestra energía de equilibrio o poder personal atrapado sin manifestarlo.
La falta de autoestima tiene su base en este cederse. La verdadera energía que necesitamos proviene de la fuente universal a la cual estamos unidos. Trascender los miedos permite reconectar con esta fuente ampliando la conciencia y retomando la posesión de sí mismos. Este es el modo creativo de vivir. Puedes compartir la totalidad de quien eres con los otros sin necesidad de cederte para ello. Tal vez en vidas anteriores hayas resuelto que expresar el propio poder es peligroso. Estas conclusiones pudieron ser válidas para aquellas experiencias y hoy te detienen. Es posible reencontrarte con tu potencial personal y expresar aquellos dones que contiene.

Lic. Ana I. Dokser 


Departamento Comercial:

Tel: (011)4783-9343
Tel: (011) 6009-9190
ventas@mantra.com.ar
Lunes a Viernes
de 08:00 a 20:30 hs.

Volver a
www.mantra.com.ar

www.mantranews.com.ar