econociéndonos

erapias Alternativas

iencias de la conducta

legidos del mes

iferentes manifestaciones energéticas

uerpo y Entorno

studios personales







Los sueños, sueños son

O así reza el dicho popular, sin embargo los sueños no son tan livianos ni tan inalcanzables como aparentan.
Los sueños de todos los días, hasta los más comunes y más chiquitos tienen importancia. Hasta la única imagen que recordamos después de 8 horas de sueño tiene un mensaje urgente para darnos; sin embargo no estamos acostumbrados a darles la importancia que tienen.
En general el legado cultural sumado a la rapidez de la vida hace que corramos el colectivo dejando una cantidad de información vital para nosotros tirada entre las sábanas y la vereda.
La primera dificultad que aparece está en recordar el sueño, muchos me dicen que no los recuerdan o que se lo acordaban antes de ducharse pero después la agenda del día apareció en su pantalla interna y plum, se olvidaron de lo soñado tan rápido como había llegado el destello con el recuerdo.
Es verdad que hay cantidades de sueños que tienden a quedarse en los dominios profundos del inconciente. Pero hay varias técnicas para fijar el recuerdo del sueño en el conciente (descontando levantarse corriendo a anotarlo a mitad de la noche y después no poder dormir en las siguientes 2 horas).

Ocurre que a los sueños hay que pescarlos desde la punta que asoma en la superficie del conciente, desde esas 2 o 3 imágenes difusas que recordamos, hasta la imagen que esta más profundamente inmersa en el inconciente. Una vez logrado esto, hay que volverlo a armar, organizándolo hacia delante, visualizándolo como una película, fijando en nuestro conciente la secuencia completa del sueño.
Esta técnica de rebobinado es una de las más efectivas a la hora de recuperar los sueños. Entonces viene la siguiente etapa: a escribirlo!!
Y si!! A veces cuesta encontrar el tiempo y ponerse a escribir a la mañana lo que soñamos anoche, pero hay que juntar el “cuaderno de sueños” con el mate y las tostadas ya que es muy importante llevar un cuaderno específico donde recopilar todos los sueños.
Además el inconciente responde rápido a nuestro deseo de comunicación y al enterarse de la existencia de “el cuaderno” se esmera con los sueños enviando mensajes especiales y aumentando el caudal de información circulante.
Cuando escribimos el sueño es preferible anotar todos los detalles que recordamos, aun los que parezcan más triviales, por que todo es importante a la hora de la interpretación. Incluyendo las sensaciones, olores, colores, si fuimos hacia la izquierda o la derecha, cómo veíamos la imagen y cómo nos sentíamos al levantarnos. Ningún dato sobra y es bueno anotarlos a todos.
¿Y por qué llevar este cuaderno? Por varios motivos:
* Para que los sueños no se vuelvan a internar en lo profundo de nuestro inconciente perdiendo datos fundamentales.
* Porque muchos sueños tardan en manifestarse en nuestra vida, a veces aparecen cuando pasaron varios meses, y al tenerlos anotados podemos verificar y acceder a información adicional.
* Y porque al re-leer los sueños se ve el recorrido de nuestro ser interior. Podemos apreciar el proceso de crecimiento y evolución que hacemos.
Hay un mundo interior lleno de información y sabiduría en los sueños, es un mundo excitante y recorrerlo es un viaje que siempre nos acerca a nosotros mismos.

Mónica Correia Nobre 




Departamento Comercial:

Tel: (011)4783-9343
Tel: (011) 6009-9190
ventas@mantra.com.ar
Lunes a Viernes
de 08:00 a 20:30 hs.

Volver a
www.mantra.com.ar

www.mantranews.com.ar