econociéndonos

erapias Alternativas

iencias de la conducta

legidos del mes

iferentes manifestaciones energéticas

uerpo y Entorno

studios personales







Depresión


¡¿Por qué, Dios?! ¿Por qué me pasa esto a mi? ¿Qué es esto que me está pasando? ¿Qué va ha ser de mí? ¿Voy a poder salir de esto...?
Estas preguntas con un marcado tono de desesperación son algunas de las que suelen formularse las personas afectadas con lo que comunmente se llama depresión nerviosa, aunque en otro estado de esta enfermedad suelen desaparecer hasta estas preguntas como un último vestigio de interés personal y solo queda una gran ausencia, un gran vacío y a veces una inquietud nerviosa permanente o esporádica cuando la depresión está asociada a la ansiedad.
Lentamente o súbitamente las personas afectadas dejan de hacer las cosas que venían haciendo, primero las que tienen que ver con su gusto personal, su esparcimiento, las que creen que “están de mas” y luego dejan todo lo que pueden dejar mientras tratan de justificar con un “para qué si total me da igual?”.
Así es como se incrementa la primer etapa de esta afección, que en principio forma parte del dominio de la mente, dejando de esta manera el camino libre para que avance y se vuelva una definitiva amenaza de vida. Cuando se llega a esta situación se puede dar por sentado el padecimiento y sin ninguna duda se está en el momento adecuado de consultar con un profesional, médico, psicólogo o psiquiatra de ser necesario, probablemente necesite de todos ellos. Nada es mucho, conviene atacar rápida y eficazmente la enfermedad.
Todo lo que estos profesionales pueden brindarle le será realmente útil. Pero en esta etapa del proceso depresivo hay algo personal definitivamente importante para lograr salir y sortear con éxito este trance y eso es, su determinación a salir, su voluntad y la decisión de contribuir, de combatir, de ayudarse, de autoayudarse. Es en este caso donde la Autoayuda como parte de una terapia alternativa es de vital importancia, sobre todo en esta etapa, ya que le será mas fácil poder llevarla a cabo.
La Autoayuda como disciplina alternativa y complementaria, forma parte del proceso activo que deberá realizar la persona afectada en virtud de contribuir a la desaparición del mal a través de la adopción de una actitud positiva, comprensiva, receptiva y amorosa, respecto de su Ser y lo que le está pasando. Suele pasar que este tipo de actitud es lo que justamente nunca o muy pocas veces se ha permitido tener y dirigir hacia su persona.
Esto contesta las primeras preguntas que se hacen; “¿Por qué, Dios, por qué me pasa esto a mí?” Contrariamente a lo que se suele sentir en ocasión de este padecimiento, esta afección es muy común hoy en día y la padece un alto porcentaje de la población en diferente situación personal, afectiva y económica, detonada por diversos motivos, con lo cual queda claro que no es a usted solo/a que le está pasando o que “alguien o algo” se ensañó con su persona. Solo es un proceso negativo personal que derivó en la manifestación de esta enfermedad para hacerle notar eficazmente la necesidad de replantearse un verdadero cambio positivo en su vida. Esto es lo que le está pasando.
La respuesta a las últimas dos preguntas dependerá de su suerte, la divinidad en la que se digne a creer, los profesionales que elija y sus propias posibilidades de ocuparse del tema, pero por sobre todas estas cosas lo mas importante es su propia voluntad de salir adelante manifiesta en cada pequeña cosa que requiera su atención en cada momento de sus días. De esta forma definitivamente podrá salir de esto y será de usted... lo que usted mientras pueda, sabiamente sepa elegir.
Si cree que aún queda la mas mínima cosa por la que valdría el esfuerzo de vencer esta enfermedad, entonces, no se demore ni se desespere mas, sólo opóngase activamente y ya la estará venciendo.

Prof. Fernando Vilches 


Autoconocimiento: el Enojo

En Autoconocimiento, aplicamos distintas técnicas, algunas ya compartidas en notas anteriores. El objetivo de las técnicas es modificar pensamientos, actitudes y conductas que queremos cambiar desde nuestro interior.
Cuando se empiezan a realizar distintos trabajos, aparecen grandes barreras que se oponen en el camino hacia el cambio. Quizá el Enojo sea una de las grandes barreras que tenemos que vencer.
El Enojo hay que tomarlo como una emoción normal y natural. Es necesario reconocer y admitir nuestros sentimientos, incluyendo el enojo.
Para saber el origen de este sentimiento hay que pensar en aquellos momentos donde nace el sentimiento es decir, “cuando el otro no hace lo que yo quiero”. Básicamente este pensamiento consiente o inconsciente desemboca en un estado de bronca. Este tipo de sentimiento, nos lleva a pensar que la otra persona lo hace a propósito, o que lo hace porque no le importa mi enojo o diferentes pensamientos, pero ¿es realmente lo que el otro esta pensando?, Puede que si pero la idea no es quedarse en esos pensamientos, sino buscar una forma mas positiva de expresarme.
El error esta en pensar que el mundo entero hace lo posible para que me enoje.
Les propongo que se pregunten y piensen; ¿Por qué quiero que los demás hagan las cosas como yo quiero?
Seria bueno que cada uno entienda que todos hemos sido educados de distintas formas, y es esto lo que marca la diferencia de actuar ante distintas situaciones.
Como objetivo debemos lograr una buena comunicación con los que nos producen el sentimiento de enojo, para cambiar la actitud a través de la comprensión del porque actúa así la otra persona.
Les propongo que se hagan algunas preguntas y las respondan con toda la sinceridad, estas respuestas te permitirán saber desde donde parte tu enojo:
Comencemos...
- ¿Cómo eran las situaciones de Enojo cuando eras un niño/a?
- ¿Qué buscabas con tu Enojo de niño?
- ¿Ahora de adulto, como expresas tu Enojo?
- ¿Tienes “Derecho” a Enojarte?
Contestando estas preguntas internamente, encontraremos el punto de partida para comenzar el cambio de actitud.
Si queres contarme que te parecieron las preguntas, como las viviste y que sentiste, escribime a mariagtorrado@yahoo.com.ar
Muchos Cariños.

María Graciela Torrado
Dir. "La Casa del Angel"
 




¿Orientación Vocacional o Integración Vocacional?

La elección de carrera es en general un momento crucial de la vida donde parecen jugarse nuestro destinos. A veces tenemos claro cuál es el camino a seguir y otras veces es una ardua tarea llegar al encuentro ruta de destino.
Vivimos en una sociedad impaciente, de citas por Internet, de puré instantáneo y donde no hay tiempo para elaborar. Cuando elegir y decidir nuestra vocación es una dificultad nos vemos frente a una encrucijada. La posibilidad de incorporar la interpretación de la carta natal en la orientación vocacional abre las posibilidades de la maduración personal durante este proceso de integración de nuestro talentos.
Cuando una persona realiza una consulta vocacional es porque ella

misma sabe que algo le gustaría hacer pero aún no puede dar cuenta de sus diversas energías que darán por resultado una alquimia de talento único. En el mapa natal, el Psicólogo a cargo de la consulta puede leer esta diversidad y ayudar al consultante a encontrarse con ella en un proceso creativo de crecimiento e integración.
A veces llegan estudiantes que se sienten frustrados porque han dejado carreras truncadas, sin terminar. Sienten que han perdido el tiempo y que no saben si es tarde para volver a empezar. La consulta a través de la psicoastrología es una experiencia
que permite resignificar el tramo de ruta recorrido como parte del camino que lleva al encuentro con su vocación.
Normalmente se recurre a la consulta de orientación vocacional como último recurso frente a la indecisión o frente al cambio de carreras. Sin embargo, éste proceso es tan natural y tiene un carácter de tratamiento preventivo como lo es una aplicación de flúor para las caries. Se realiza en una etapa de la vida que es natural que el ser humano salga al encuentro de lo que en el futuro proyectará en la sociedad. Forma parte del proceso de autoconocimiento propio de esa etapa de la vida y está muy lejos de ser una “indecisión” o una “respuesta al fracaso”.

Lic. Laura Rubinstein 


Departamento Comercial:

Tel: (011)4783-9343
Tel: (011) 6009-9190
ventas@mantra.com.ar
Lunes a Viernes
de 08:00 a 20:30 hs.

Volver a
www.mantra.com.ar

www.mantranews.com.ar