econociéndonos

erapias Alternativas

iencias de la conducta

legidos del mes

iferentes manifestaciones energéticas

uerpo y Entorno

studios personales








Terapia de regresión psíquica

Considero al ser humano y su vida como un cambio continuo donde coexisten varios nacimientos y muertes, diferentes etapas de la vida desde el bebé al adulto. Sin embargo en cuanto a la memoria estamos atrapados y condicionados por vivencias del pasado y las emociones que de ellas se desprenden.
Entonces vivimos el presente con una realidad deformada por las proyecciones del pasado.
Si un acontecimiento actual se asemeja o detona alguna herida infantil este hecho va a cargarse de sufrimientos anteriores que amplificarán el dolor.
Hay un hilo invisible que liga estos acontecimientos produciéndose así ante un estímulo o disparador actual una reacción en cadena que lo sobredimensionará y que repercutirá negativamente en el encuentro del camino de su solución.
En general aquello que nos causa sufrimiento esta dramatizado por recuerdos traumáticos que provienen de la infancia e incluso del estado prenatal y conservan aún su carga emocional.
Las emociones reprimidas, aunque las ignoremos conservan su dinamismo y nos envían mensajes sin cesar.
Incluso para que estén reprimidas les oponemos la misma fuerza que éstas poseen para salir a la superficie causándonos una tensión interior permanente. Muchas veces esta tensión se traduce en enfermedades psíquicas o físicas que no comprendemos.
La terapia de regresión que realizo permite retornar al origen de estos hechos reviviéndolos durante la sesión tal como han sido y con las mismas sensaciones corporales que entonces. El objetivo es confrontar y liberar estas emociones negativas que hoy nublan nuestra cotidianeidad. Aclarar, despejar los nudos emocionales más graves libres de juicios ni comparaciones otorga mayor lucidez y expansión de la conciencia.
No empleo la hipnosis, en estado de relajación vamos explorando fuentes de información más profundas. Así estas energías que estaban atrapadas en alguna zona de oscuridad de nuestro ser pueden ser "barridas" despertándonos a una energía vital aun no conocida. Abriéndonos a nuevas percepciones de nosotros y del mundo que nos rodea. Comenzamos a ser más activos y menos reactivos. Experimentando una situación en el aquí y ahora de liviandad.

Etapas del trabajo:
I- Reactivar la memoria que contiene los recuerdos más lejanos. Retornar proporciona la posibilidad de volver a imágenes en movimiento y otras percepciones sensoriales que fueron grabadas en el momento del suceso con todos nuestros sentidos presentes. (vista, tacto, somático, sensaciones internas y emoción).
II- Expresar las emociones ligadas a ellos. Somos uno con la emoción, le damos un lugar, la vivenciamos sin por eso perder el control. La observamos vivir en nosotros. Ej. Si siento cólera por una situación, me dejo atravesar por ella conscientemente, permito su expresión hasta que el impacto emocional haya perdido intensidad, incluso haya desaparecido.
Estas emociones están ligadas a zonas del cuerpo que se traducen en tensiones crónicas, energías cristalizadas origen de enfermedades psicosomáticas. A medida que expresamos estas emociones logramos desidentificarnos de la experiencia y liberar las zonas de nuestro cuerpo atrapadas en ella. La fuerza de la emoción es sanadora.
Si se trata de una vida anterior, de una impresión captada del inconsciente colectivo o simplemente un fantasma poco importa. He observado que estos recuerdos resuenan por algún motivo en el consultante, surgen, se imponen y lo más importante es la nocividad de sus mensajes. Al devolverle a esta memoria su neutralidad fundamental quebramos todo intento de reacción en nuestras situaciones diarias de emociones que vienen del pasado.

En este trabajo somos testigos. Hay dos percepciones, una es el espacio actual, que es el lugar del consultorio y mi guía y otro espacio interior donde se desarrollan estos acontecimientos de otro tiempo. Trabajamos con toda imagen que aparezca no dejamos nada de lado, integrándonos así cada vez mas, llegando hasta las capas mas ignoradas.
Se trata de una experiencia inédita que nos proporciona una mayor salud, libertad y paz interior.

Lic. Ana Isabel Dokser 


Los horizontes actuales de la Grafología

Con la asimilación de las nuevas corrientes de la Psicología moderna especialmente del Psicoanálisis de Freud, la Psicología analítica de Jung, la Caracterología de Heymans-Le Senne y las nuevas adquisiciones de la Psiquiatría y la Psicotecnia- la Grafología se ha situado internacionalmente como una de las ramas de la Psicología Experimental más extendidas y acreditadas en todo el mundo.
La Grafología es actualmente uno de los medios más utilizados internacionalmente en la selección de personal para empresas. Ello se debe a la rapidez, comodidad y amplitud de sus resultados en el diagnóstico del carácter. Se utiliza también con profusión en Criminología, Orientación profesional, en Pedagogía y en estudios biográficos de los grandes genios contemporáneos.
Durante la última guerra mundial sirvió para estudiar la psicología de los mandos enemigos.
Desde la terminación de la última guerra, diversos grupos de investigadores de París, Londres, Zurich, Copenhague y otras ciudades extranjeras, estudiaban la Grafología conjuntamente con otros tests proyectivos y con el Psicoanálisis.
En las clínicas modernas se utiliza la Grafología para el análisis de los enfermos antes y después de electroshocks e intervenciones quirúrgicas (especialmente en los casos de lobotomías cerebrales) para seguir el curso de las enfermedades y de su curación, y también con fines psicoterapéuticos.
Por otra parte, la rápida adaptación del lenguaje grafológico a la terminología médica (labor iniciada principalmente en Alemania y continuada por los médicos grafólogos franceses y suizos) ha dado lugar en varios países, y recientemente en Madrid y Barcelona, a una colaboración entre médico y grafólogo.
La ventaja de la Grafología sobre otros tests de exploración de la personalidad no sólo estriba en la abundancia y rapidez de los resultados sino también en el hecho de no precisarse la presencia del sujeto para ser analizado. Lo que supone una gran ventaja, política y comercial.

María Cristina López
Grafoanalista
 




Terapia gestáltica
Función de contacto

El objetivo de la Terapia Gestáltica es favorecer el contacto, un grado mayor del darse cuenta. Hacer contacto es más que comprender, es comprender con todo el cuerpo, integrando lo que siento con lo que pienso y con lo que hago. Esto se trasunta en un estado de congruencia interna que se percibe en la vitalidad, la energía y la claridad del mensaje que emitimos con todo el cuerpo. El contacto es una función del organismo que nos hace crecer, cambiar, desarrollarnos, integrar experiencias. Es la función del crecimiento y de la integración del cambio.
Para comprender vivencialmente una experiencia, hacemos un movimiento de reacomodamiento y organización de ideas con todo el organismo donde también hay sensaciones y cambios en su fisiología. Lo que quiero decir es que no pensamos sólo con la cabeza sino con todo el cuerpo. Y esto es tan así que, por ejemplo, cuando tenemos miedo apoyamos los pies sobre el piso de distinta manera y utilizamos distintos puntos de apoyo que cuando estamos alegres.
Si estás con otra persona en este momento te propongo que hagas una prueba. Ponte de pie, piensa en una escena muy agradable, o en un paisaje muy lindo, que te produzca placer.
Cuando lo tengas y sientas esa sansación con tu cuerpo, levanta el brazo derecho hasta la altura del hombro, con la palma hacia abajo. Pídele a tu amigo que, con cierta presión no exagerada, trate de bajarte el brazo, sin forzar, sólo para medir tu resistencia, un segundo. Luego, bájalo, descansa y respira.
Piensa ahora en una escena triste o desagradable: un terremoto o un accidente, una situación que te provoque pesar. Registra tus sensaciones y, cuando lo tengas, levanta el brazo hasta la altura del hombro, otra vez con la palma hacia abajo y que tu amigo presione con la misma fuerza que antes. Después de un segundo, baja el brazo, respira y vuelve a una situación agradable para no quedar fijado en ésta.
¿Notaste alguna diferencia? Seguramente tenías más fuerza cuando te conectaste con la escena agradable y, seguramente te lo bajaron en la triste. El proceso de pensar y sentir involucra a todo el cuerpo. Las emociones influyen en todo el funcionamiento físico. En una palabra, el nivel físico, el emocional y el mental están intrínsecamente relacionados. Cuando hay un cambio en la emoción, hay un cambio en el cuerpo.
Cuando una persona está alegre, todos sus parámetros de funcionamiento orgánico mejoran. Su sistema neurovegetativo, que influye en los sistemas circulatorio, respiratorio y digestivo, se armonizan.
El dolor o el miedo, en cambio, nos contraen, la tensión muscular cierra, aprieta los espacios articulares: la sangre encuentra más obstáculos en su camino, aumentan las hormonas representativas del stress (adrenalina, noradrenalina, corticoides), la presión arterial y la frecuencia respiratoria y el organismo se prepara par la defensa. La persona no percibe la realidad como es, con nuevas posibilidades, sino como algo ante lo cual defenderse. Se originan defensas rígidas, formas fijas.
Cuando hacemos contacto la energía fluye libremente, pues nosotros también somos energía: la materia es energía. El contacto incluye todo. Es un proceso por el cual el cuerpo se acomoda. Pensar desde el contacto es reorganizar nuestra actitud interna.

Lic. Mabel Allerand 


Departamento Comercial:

Tel: (011)4783-9343
Tel: (011) 6009-9190
ventas@mantra.com.ar
Lunes a Viernes
de 08:00 a 20:30 hs.

Volver a
www.mantra.com.ar

www.mantranews.com.ar