econociéndonos

erapias Alternativas

iencias de la conducta

legidos del mes

iferentes manifestaciones energéticas

uerpo y Entorno

studios personales




é



El Agua nuestra de cada día


Se nos ha enseñado que la fórmula del agua es H2O pero su verdadera formulación es más compleja. De no ser así, por consideraciones físico-químicas, toda el agua existente en el planeta estaría en forma de vapor. Debido a la situación respectiva del átomo de oxígeno y los dos átomos de hidrógeno en la molécula, una parte de ella es más negativa (la de oxígeno) y otra más positiva (las de hidrógeno). El agua es una estructura compleja y sobre todo, variable según la temperatura, la presión y la acción de diversos agentes físicos. La temperatura modifica las propiedades del agua, aumentando su solubilidad y el contacto entre las moléculas en disolución. El paso de la electricidad puede modificar sus propiedades, llegando a mantener electrones en su interior. Las radiaciones ionizantes provocan en el interior del agua reacciones especiales (radiólisis del agua) que finalizan con la aparición de radicales libres capaces de producir potentes efectos biológicos.

En el organismo humano, se ha comprobado que los campos magnéticos aumentan la capacidad de disolución del oxígeno en el plasma, aportando más oxígeno por un mecanismo diferente al del transporte de éste por la hemoglobina. Por ello, podemos decir que el campo magnético modifica la estructura del agua de modo que varíen algunas de sus propiedades físicas, entre ellas la de su capacidad de disolución de diferentes substancias que circulan dentro de los seres vivos. El cuerpo humano está compuesto fundamentalmente por agua, la cual desempeña un papel esencial en los procesos metabólicos. Desde el punto de vista celular, el agua es fundamental tanto para el aporte de nutrientes a las células como para vehiculizar sus catabolitos o productos de desecho al exterior. Es por este motivo, que es posible permanecer hasta dos meses sin ingerir alimentos, pero sólo unos pocos días sin agua.
Las aguas consideradas medicinales, por su alto contenido mineral, son codiciadas por millones de personas que acuden a balnearios determinados en busca de una mejor calidad de vida.
Intentan recuperar su salud, afectada por trastornos reumáticos, respiratorios, dermatológicos y otros. En dichos lugares, se aconseja ingerir el agua apenas surge del manantial pues luego de algunas horas, si permanece embotellada, pierde su eficacia. El agua sometida a campos magnéticos permanentes, tiene un modo de acción similar al de las aguas medicinales. Se ha comprobado que tales aguas circulan entre capas de minerales, de alto potencial magnético, que se encuentran distribuidas en ciertos lugares del mundo.

El agua sometida a campos magnéticos, a la cual llamaremos "agua ionizada" por efecto de dichos campos, debe su capacidad sanadora ordenamiento perfecto de los iones que la componen.

Actúa como agente de limpieza orgánica, pero también tiene efectos relajantes y reguladores de la tensión arterial, porque ejerce su influencia sobre el sistema parasimpático. Sus efectos más inmediatos se aprecian sobre los sistemas digestivo y urinario. Por su acción trófica, es también beneficiosa en el tratamiento de las dermatosis, los retardos en la cicatrización de las heridas, las quemaduras, la sequedad de la piel y las mucosas, etc.
Su acción sobre virus, bacterias y hongos es destacable. La explicación surge desde las leyes de la Física, pues enseñan que en el espacio denominado "campo magnético", sólo permanecen las partículas que conservan un orden. La presencia de los agentes antes nombrados, equivale al desorden.

Siendo que la enfermedad es considerada, de acuerdo a la OMS, como un estado de desorden, es posible acudir a la terapia por campos magnéticos para revertir dicho estado. El campo magnético expulsa todo aquello que tienda al desorden. Se utiliza el campo magnético negativo, por sus virtudes de equilibrar el pH, produciendo un efecto ligeramente alcalino, sobre el medio ácido donde proliferan los microorganismos causantes de muchas enfermedades conocidas. En conclusión, la ingesta diaria de agua sometida a la acción de campos magnéticos es un sistema natural y ecológico de reposición de energías y de normalización del organismo, disminuyendo las consecuencias del estrés y potenciando las propias capacidades del organismo para defenderse, ante la presencia de la enfermedad.
El objetivo mayor, al cual se apunta, es el de proporcionar un estado de salud equilibrado, que contribuya a la prevención de la enfermedad y al pleno goce de la vida en general.

El efecto de aceleración de la actividad eléctrica de los iones de hidrógeno, que son sometidos a la acción de los campos magnéticos, podría explicar la razón por la cual el agua polarizada en dichos campos se hace más liviana para su consumo y las aguas duras pierden su condición de tales.
En Ingeniería, se están aplicando las propiedades de inducción magnética para evitar los depósitos de calcio en los acueductos y otras tuberías. Aplicados estos principios a la fisiología humana, podemos afirmar que las migraciones de iones de calcio, pueden traducirse en un aumento de la concentración en los sectores donde hace falta (para la formación de callo óseo en la reparación de dicho tejido) y en la tendencia al equilibrio del metabolismo del calcio cuando éste se ha negativizado. El equilibrio negativo del calcio es la base de la temida osteoporosis.
La salud está relacionada con el movimiento de ciertos fluidos corporales. La sangre arterial provee los nutrientes a las células, a través de los capilares. Se denomina plasma al fluido, cuando cumple funciones de nutrición y al retirarse del torrente sanguíneo, es denominado linfa. Cuando los poros de los capilares se dilatan y permiten escapar cantidad de proteínas al área celular, aparecen dolor e inflamación. Algunas células dejan de recibir apropiada oxigenación y alimento, debiendo ser retiradas por el sistema linfático. Si las células no son retiradas, pueden destruir a otras que están sanas e incluso degenerarse o volver al torrente sanguíneo dando origen a la leucemia. Si el Sistema Linfático falla completamente en sus funciones, estas proteínas sanguíneas pueden quedar atrapadas en el cuerpo y dañar los tejidos orgánicos.

En nuestra opinión, beber agua es una fuente de salud natural, pero sólo el agua sometida a la acción del campo magnético garantiza su total absorción por parte de los tejidos vivos.

Graciela Pérez Martínez
Especialista en Biomagnetología
 




De solos, solas y soledades

Esta semana cumplía años, un número crítico que no te voy a contar porque soy una mujer coqueta, pero la noche anterior, como toda persona pensante, comencé a hacer memoria y balance de mi vida, en este afán que tiene uno de ver los haberes y los debe, para ver qué se puede mejorar, qué hay que cambiar, qué cosas le debo a la vida y qué cosas me debe ella a mí. Me hice un planteo absurdo que nos hacemos todos. ¿Qué haría y qué no haría si volviera a nacer con todo lo que hoy sé? Y cuando digo absurdo me refiero a que en realidad uno no vuelve a nacer con este cuerpo, con estos padres, con este entorno; y además si pudiéramos dar vuelta la manivela del tiempo y quisieras evitar algo de lo que hiciste sería como tener un rompecabezas armado y querer sacarle algunas piezas.
Imaginemos... Un rompecabezas que armaste con esfuerzo porque estaba lleno de piezas chiquitas, y ahora que lo ves armado querés sacar algunas partes del paisaje que no te gustan, por ejemplo un árbol seco. ¿Podrías reemplazarlo? No. Quedaría un hueco, el paisaje se cortaría y se deslucirían completamente las imágenes que te gustan y tendrías un paisaje de a tramos o tal vez partido al medio.
No se puede renegar de lo que fuiste ni de lo que hiciste, te llenás de Si yo hubiera o de Si yo no hubiera, para nada. Porque de las vivencias malas salieron cosas buenas, los errores te llevaron a los aciertos.
Entonces, cuando comenzaron a saltar a mi conciencia millones de flashes de mi vida -y te cuento que no fueron todas rosas, hubo muchas espinas-, comprendí que la experiencia te sirve a nivel profesional o si tenés un oficio, como base estructural, porque igual tenés que adaptar lo que sabés al momento socio-económico y cultural que se está viviendo, y a la demanda. Pero para vivir no sirve, porque la vida es un oficio que se aprende cada día en el tránsito de 24 horas, porque es una experiencia que se renueva cotidianemente momento a momento, o sea si revisás tu vida, rodeate con lo bueno, lo malo tratá de dejarlo. Si la vida te debe de antes, mejor tratá de cobrarte ahora. El pasado es inmodificable, lo importante es el presente porque es el hacedor de los peldaños del futuro y si uno se queda rumiando el pasado pierde energía, no vive el hoy, se llena de frustración. Anclarse en el pasado es como haber subido una empinada escalera, y quedarse detenido o bajar peldaños, no tiene sentido.
Desde esta severa autocrítica, comprendí que hay que resolver los entuertos del pasado para que los fantasmas no te obstruyan el paso, y si no se puede solo, hay que pedir ayuda, para no perderse el asombro, con todo su encanto, para seguir subiendo la escladera sin detenerse más. Pensalo... Y si un día recapitulás, rescatá lo positivo, trabajá con vos lo negativo y seguí caminando. Renegar de lo que hiciste es como protestar porque aprendiste a caminar, a leer, a escribir, a respirar. ¿Renegarías de eso? Es como renegar de lo que sos... de Ser. No se puede, hay que aprovechar al máximo cada inspirarción para seguir subiendo peldaño a peldaño. No miremos para bajo que da vértido y uno se puede caer. Qué te parece si nos damos la mano y seguimos juntos. Dale... Vení!!! Con amor.

Lic. Marta Elena Atilio 


Las exigencias

A lo largo de nuestra vida tenemos experiencias con otras personas. Cada una de estas experiencias, cuando es significativa, constituye un vínculo que crea una corriente energética entre ambos, con una determinada vibración y color, como una onda magnética. Estos vínculos que ocurren afuera, se internalizan y pasan a constituir nuestro mundo interno, formado por las experiencias pasadas significativas, a las que hemos organizado otorgándoles un cierto valor.

Así, tenemos por ejemplo a Juan y sus experiencias pasadas significativas conformando su mundo interno: A. Vínculo con una madre protectora. B. Vínculo con un padre exigente. C. Vínculo con una hermana que le pegaba. D. Vínculo con una tía que lo llevaba a pasear. E. Vínculo con una maestra que lo descalificaba.
He aquí algunas de las experiencias posibles, que pasan a internalizarse así:

Mundo interno de Juan
- Vínculo con A internalizado.
- Vínculo con B internalizado.
- Vínculo con C internalizado.
- Vínculo con D internalizado.
- Vínculo con E internalizado.
Lo importante es que, con los años, Juan a veces se protege a sí mismo identificándose con su madre, a veces se exige a sí mismo identificándose con su padre, a veces se golpea identificándose con su hermana, a veces se descalifica y así sucesivamente. Esto no es algo lineal. Hay interjuegos más sutiles en estos vínculos. La forma en la que Juan internalizó los vínculos depende también de cómo Juan los vivió y sintió en el pasado.

En una personalidad medianamente sana, conviven deseos y necesidades que salen desde lo más profundo de la interioridad hacia el mundo externo. Vienen del "darse cuenta", de la percepción de lo que el cuerpo necesita. Esta percepción forma parte de una energía inteligente que trae un conocimiento intuitivo de lo que cada uno necesita para subsistir. Sin embargo, aparecen la cultura y el mundo externo. Entonces, si Juan tiene una necesidad, antes de que pueda darse cuenta o inmediatamente después de que se dio cuenta, ésta se le borra, pues aparece con más fuerza una voluntad contraria venida del exterior.

Hasta aquí venimos describiendo los personajes internos entre los cuales están las exigencias. Estas exigencias son Gestalts fijas, formas fijas, estereotipadas, mandatos antiguos que quedaron atascados y automáticamente repiten órdenes que no tienen vigencia.
No nos sirven hoy. Como la voz de la exigencia está relacionada con mandatos del pasado, no mira, ve, oye ni percibe cuáles son nuestras necesidades actuales. Por lo tanto, no son afines con mis funciones yoicas de adaptación, percepción y juicio de la realidad. Las exigencias son más bien funciones superyoicas, que nos dicen cómo y adónde debemos ir. Por eso, suelo decir que las exigencias o mandatos de esta naturaleza son como un personaje loco interno que guarda, a veces, una apariencia de racionalidad en el contenido de lo que nos dice; otras veces, no. Esa aparente racionalidad nos puede engañar, porque está enunciada de acuerdo con algo que podía ser útil en el pasado pero que no sirve para nuestra realidad actual.
La necesidad, a diferencia de la exigencia, viene de la percepción inteligente de lo que el organismo necesita (agua, potasio, amor, seguridad). La necesidad debe ser atendida. La necesidad es determinada por lo interno y varía en cada momento. Mi darme cuenta profundo y conectado con mi propio interior, me lo puede decir en cada momento. Descubrir esto, que es un soporte y accionar de acuerdo con ello, es el objetivo de la terapia y se sintetiza con la pregunta básica: ¿Qué necesito?

Lic. Mabel Allerand 


Departamento Comercial:

Tel: (011)4783-9343
Tel: (011) 6009-9190
ventas@mantra.com.ar
Lunes a Viernes
de 08:00 a 20:30 hs.

Volver a
www.mantra.com.ar

www.mantranews.com.ar