econociéndonos

erapias Alternativas

iencias de la conducta

legidos del mes

iferentes manifestaciones energéticas

uerpo y Entorno

studios personales




é



Psicoterapia Gestáltica

Si Uds. me están escuchando, seguramente no oyen los ruidos de la calle que también están: son "fondo". Si les digo escúchenlos se hacen "figura". Tenemos además de estas sensaciones corporales, sensaciones internas de movimiento, que no son concientes. No estamos "dando cuenta" de estas sensaciones. La propuesta terapéutica Gestáltica es "darnos cuenta" de todo, así nuestra sensación del mundo cambia.
También es importante percibir las sensaciones internas de movimiento, postura, equilibrio que me ayudan a caminar y a "darme cuenta" si estoy equilibrada o no en un momento dado.

Hay un correlato entre lo físico, lo emocional y lo mental. Al "darme cuenta" de lo físico me voy informando de todo lo demás. Sensaciones provenientes de los órganos internos. Si por ejemplo no le presto atención a alguna sensación de dolor proveniente de algún órgano interno voy a estar con la atención dividida; con una parte de la energía puesta en lo que estoy haciendo y con la otra tratando de no "darme cuenta" del dolor. Tenemos otro tipo de sensaciones que llamamos "fantasías" y que son los pensamientos, ideas, imágenes, valores que atribuyen a la percepción cognitiva.
En una persona san más integrada, la percepción cognitiva se nutre de la percepción corporal y entonces el pensamiento es rico, vivaz y energizado.
Por ejemplo: lo que decías del llavero cuando te acordaste de una vez que sacaste la sortija en la calesita; es un pensamiento, pero se nutre de una emoción, que es la alegría, y entonces hay una congruencia entre lo que decís y expresás corporalmente.
Siguiendo con los ítems que dije al principio. Esto del "contacto" es central, una psicoterapia es Gestáltica o no, si es que se prioriza y se tiene en cuenta la Función del Contacto.
El "contacto" es estar con alguien, o con una idea propia, o con un objeto, de una manera vívida, energizada, de una forma integrada que implica movimiento y acción. Fíjense, en este momento estoy moviendo algo, el movimiento no tiene que ser grande, pero no estoy quieta e inmóvil hablando con alguien, si no que estoy intensificándolo con la energía. "Contacto" puede hacer solamente con una cosa a la vez. No es la que vulgramente se llama contacto; por ejemplo: puedo tocar algo y puedo no estar en "contacto"con esto que toco, y puedo mirar sin tocar y estar en "contacto".
Al estar en "contacto" algo cambia, me doy tiempo. Cambia el tono de voz, hay congruencia. Se nota la diferencia cuando algo mental es sólo un pensamiento, o cuando hay una integración: "contacto" es integración.
¿Cómo puedo lograr que alguien haga contacto? No es diciéndole que haga contacto, esto es muy dificil.
Es marcándole todo lo que le es sportativo y lo que son soportes. Por eso el concepto de "soportes" es importante en Gestalt.
Soporte, viene de la palabra inglesa "support" que quiere decir: sostén, respaldo, puntual, sustentación, protección apoyo, defensa, recurso. En castellano no tenemos una palabra que pueda explicar todo esto. En algunos momentos es un recurso, en otros es un sostén, o un respaldo o soporte.
No piensen por esto que la Psicoterapia Gestáltica es una "psicoterapia de apoyo" o superficial. Por el contrario, es muy profunda. El apoyo, como se ha entendido en psicoterapia, implica intervenciones poco profundas y generalmente de apaciguamiento y complacencia.
En Gestalt es distinto. Se trata de discriminar teniendo en cuneta la totalidad de la realidad, apoyarse en lo positivo, en lo que sirve para lo que queremos lograr. Es el aprendizaje de una conducta pertinente. Para poder aprender necesitamos tener confianza en nuestros apoyos y en nosotros mismos.
Ahora van a ver cuáles son los apoyos o soportes que podemos tener. Estos son tanto internos como externos. Tomemos un ejemplo: si tengo una escalera y falta una escalón, los escalones que están tendrían que ser los soportes donde puedo apoyarme, donde puedo poner el pié; el lugar donde falta un escalón no es un soporte. Si insisto en poner el pié en un lugar no soportativo, seguramente voy a caerme.
Percibir lo que es soportativo de lo que no lo es, es una manera de colocarse, una manera de estar en "contacto".

Lic. Mabel Allerand 


Constelaciones Familiares
Enfoque Terapéutico Sistémico de Bert Hellinger

Bert Hellinger, nació en Alemania en 1925, estudió Filosofía, Teología y Pedagogía. Durante 16 años trabajó como misionero de una orden católica en Sudáfrica. Más tarde se hizo psicoanalista y a través de la Dinámica de Grupo, la Terapia Primaria, el Análisis Transaccional y diversos métodos de Hipnoterapia llegó a desarrollar su propia terapia sistémica y familiar. Su método de configurar Constelaciones Familiares enfocado directamente hacia la solución, le valió el reconocimiento como uno de los terapeutas claves del mundo psicoterapéutico actual, tanto en el ámbito germano-parlante, como también en el resto de Europa y Estados Unidos, donde fue invitado repetidas veces a presentar su novedoso abordaje.
Este enfoque se centra en el sistema familiar en conjunto, que denomina red familiar. A esta red familiar pertenecen: los hijos y sus hermanos, los padres y sus hermanos, los abuelos de ambas partes, a veces, alguno de los bisabuelos, y todos aquellos que hicieron sitio para otros en el sistema, por ejemplo, un primer marido o una primera mujer.
En este trabajo terapéutico, los problemas cotidianos no tienen importancia. Muchos comportamientos actuales de una persona no son explicables desde su situación actual, sino que se remontan a distintos sucesos en su familia de origen, es decir a vivencias de sus padres o antepasados más lejanos. Hellinger ha descubierto en muchos años de trabajo terapéutico, las leyes según las cuales se desarrollan identificaciones e implicaciones trágicas entre los miembros de una familia, leyes que define como Ordenes del Amor.
Un amor interrumpido o un movimiento frustrado hacia uno de los padres puede desequilibrar a todo un sistema familiar; también cuando hubo un miembro de la familia que murió tempranamente, o cuando alguien fue excluido de la familia o se le negó la pertenencia a la misma.
Frecuentemente las consecuencias de estos sucesos aparecen en generaciones posteriores causando trastornos e incluso enfermedades en una persona. Las constelaciones familiares revelan los enredos familiares inconscientes a los que una persona que consulta se halla sujeta. Esto permite restableciendo los Ordenes del Amor encontrar caminos para liberarse de los enredos y configurar una imagen de solución, que libera fuerzas curativas que raras veces se experimentan en psicoterapia con semejante intensidad.
Este trabajo terapéutico no requiere la presencia de toda la familia. Se trata de una terapia individual que se realiza en un grupo de pacientes y terapeutas interesados. Una persona que quiera configurar una constelación en relación a una cuestión determinada, primeramente refiere su intención. A continuación elige entre los presentes representantes para aquellas personas que integran su sistema familiar actual o de origen, incluyendo un representante para sí misma. Luego las posiciona según su imagen interior en un lugar determinado sin hacer comentarios. Este proceso se realiza de una manera centrada y silenciosa. A continuación la persona que consulta se sienta y observa el proceso.
El terapeuta comienza a preguntar a los representantes por sus sensaciones y sentimientos en sus posiciones concretas. En este caso lo único importante es la percepción que alguien tiene en el lugar que se le asigna. No se trata de representar un papel ni de reinterpretar una situación. Esta percepción y el conocimiento profundo de las dinámicas del sistema guían al terapeuta. A través de varios pasos intermedios, como el uso de frases curativas o ritos del lenguaje corporal, el terapeuta forma una imagen de solución en la que todos reciben el lugar correspondiente.
Se eliminan así los desórdenes e implicaciones sistémicas. La necesidad de vinculación y pertenencia, el equilibrio entre dar y tomar y el orden dentro del sistema son los factores claves. A veces la persona interesada se integra en el proceso de solución, a veces sólo se queda observando. Este trabajo alcanza las profundidades del alma y requiere la cooperación atenta de todo el grupo. Este nuevo ordenamiento permite que vuelva a fluir el amor en el sistema familiar, poniendo en evidencia así el poder del amor y las fuerzas que gobiernan los vínculos en la familia.
Estos talleres que coordino están dirigidos a aquellas personas interesadas en trabajar con asuntos problemáticos de su vida, de su familia o pareja. Aquellas personas que padezcan enfermedades graves, que hayan sufrido repetidas experiencias de infortunio o deseen enfrentar los hechos irremediables de su historia familiar.

Lic. Ana Dokser 




Activación de campos vibratorios


El ser humano, que tiene un gran potencial energético, debe concientizar, desde su plano mental, sus salidas, sus vacaciones y sus tiempos de descanso buscando su propia alquimia interna.
En primer término, el hombre de hoy debe despertar un nuevo estado de conciencia que le permita percibir sus necesidades energéticas y cómo neutralizar las ya canalizadas por energías de diferentes planos que hacen su medio ambiente, del cual toma las múltiples vibraciones, para descargar lo que le es nocivo y vivificarse con la Madre Tierra, la Pachamama.
En los grupos, tengo por norma explicar ciertas prácticas y enseño el ritual de la Tierra, a través del conocimiento del despertar de la conciencia, haciendo que sus integrantes conozcan sus posibilidades reales cuando se conectan con los espíritus elementales de la Naturaleza.
Para llegar a un estado de conocimiento de la naturaleza de Gaia, es necesario pasar por un aprendizaje previo que se logra a través de una rota alquímica de la Naturaleza.
Cada uno aprende a neutralizar los efectos desarmonizantes en su cuerpo y a reordenar y potenciar su carga energética plasmando su paz y su alegría de vivir, en una motricidad libre de bloqueos, unida a la Madre Naturaleza, creando y concretando obras.
Los encuentros grupales están destinados a marcar los puntos clave del conocimiento que el ser debe tener de sus propias vibraciones, para unirlas y canalizarlas en un vórtice terreno que lo llevará a la alquimia telúrica-primordial de este tiempo del planeta Tierra.
Se recuerda aquí que así como el hombre posee una materia densa y otra sutil, que llama energía, fuerza espiritual o lo que su conocimiento interno le permita comprender, también la Tierra está compuesta por campos vibratorios densos y sutiles que emiten ondas de diferentes frecuencias que se potencian con los tonos vibratorios de los sonidos y los colores que emanan de todos los reinos y en ese mar vibratorio de diferentes frecuencias la humanidad desarrolla su vida.
Comprender esos estados que se desarrollan paulatinamente, es entrar a absorber la Luz viva, clara y transparente que acelera y potencia todos los procesos vitales que producen corrientes y campos electromagnéticos impregnando y haciendo vibrar toda la estructura psicobioenergética del ser.

Desarrollando una nueva conciencia humana-terrena
1. Es importante que en cada contacto con la Naturaleza el ser humano descubra la relación del cosmos con el planeta Tierra.
2. A través de la concentración se activa el plano mental para descubrir todo lo que la Tierra nos brinda.
3. Desarrollar la sensibilidad a través de una profunda meditación. Ejemplo: buscar la posición cómoda y serena. Tomar una piedra que nos resulte de mayor atracción. Al tomarla en nuestras manos, cerrar los ojos y a través del tacto, percibir su forma, su temperatura, su tono vibratorio.
Sentir que desaparece en nuestras manos y sólo queda su radiación. Concientizar que la piedra es energía del planeta y nuestro cuerpo la toma como vibración potencializante.
4. Sentir que el cuerpo se funde con la Tierra y detectar en el plano mental el lugar al que pertenece la piedra.

La experiencia es única y propia. Las energías que en modo de radiación o rayos forman canales y campos magnéticos, son percibidas por la sensibilidad del ser de este planeta.
De este modo, se une a la Naturaleza, se sensibiliza con las ondas del Sol y de la Luna, que modulan el campo magnético terrestre.
La cosmopsicobioenergía, a través de su estudio, da elementos que permiten recargar el cuerpo de magnetismo, por medio de la radiación cósmica. Hoy en día se sabe que toda la materia que integra el universo irradia masas de energía que llegan a nosotros en forma de ondas de distinta frecuencia.
Estas ondas dan lugar a corrientes telúricas, auroras polares y radiaciones bañando en un mar de efluvios penetrantes, distintos lugares con una manifestación de efectos en la Tierra y en los seres. Así observamos que nuestros estados de ánimo cambian por exceso o escasez de radiación energética.
Cada encuentro con la Naturaleza nos llevará a despertar las fuerzas latentes en forma progresiva y nos brindará una mayor aptitud para servirnos de ellas como un regalo que nos da la Madre Tierra.

Prof. Wanda Massaferro 


Departamento Comercial:

Tel: (011)4783-9343
Tel: (011) 6009-9190
ventas@mantra.com.ar
Lunes a Viernes
de 08:00 a 20:30 hs.

Volver a
www.mantra.com.ar

www.mantranews.com.ar