econociéndonos

erapias Alternativas

iencias de la conducta

legidos del mes

iferentes manifestaciones energéticas

uerpo y Entorno

studios personales




é



Con los pies en la tierra

Como seres con un sistema energético que fluye constantemente lo natural es que la energía se cargue y se descargue adecuadamente y en las mismas proporciones, de lo contrario estaremos sobrecargados y nuestro sistema entrará en conflicto. Si estamos bien afirmados en la tierra nos sentiremos fuertes y seguros sintiéndonos dueños de nosotros mismos en cuanto a las decisiones a tomar y en el interactuar con otras personas.
En Bioenergética se le llama "grounding" al tener los pies en la tierra y este concepto implica el enraizarse, no simplemente apoyarse sobre el piso.
Sería estar conectado con esta realidad, con la vida, con el propio cuerpo, con la sexualidad y con el lugar que ocupo con relación a los demás. La mayoría de las personas viven en la mente, en sus pensamientos e ilusiones y de esta manera va desconectando la parte baja del cuerpo. Esto lleva a pararse y caminar mecánicamente sin tomar conciencia de que se está sobre la tierra y que en realidad ella debería sostenernos. El hecho de estar "volando" o en el "aire" sería una manera de irse y no tomar contacto con las dificultades que pudieran presentarse, intentando de esa manera no sentirlos o negarlos.
Pero el problema es que si no se está bien afirmado "al menor empujón" uno puede caerse, lo cual podría traer sentimientos de confusión y reforzar la inseguridad.
Cuanto más enraizada este una persona más internamente segura se sentirá. El tomar contacto con nuestro cuerpo, sus fuerzas y debilidades nos abrirá a una mayor comprensión de nosotros mismos. La bioenergética es un trabajo integrador que nos ayudará en la aceptación de nuestro "lado oscuro", como algo más natural y que en definitiva forma parte de nuestra vida y nuestro aprendizaje. Es una manera de librarse de viejas cargas y sentirse más libres y cómodos en el propio cuerpo. Quizás como cuando éramos niños, recobrando la flexibilidad y la alegría.

Prof. Marta I. Villafañe 


Carta a Dios

Hola Dios!!
¿Cómo estás?...Te escribo para saludarte y porque ahora sí tengo que surtirme, pues la "canasta básica" con que me mandaste al mundo se me ha ido agotando a lo largo de estos años.
Por ejemplo, la paciencia se me acabó por completo, igual que la prudencia y la tolerancia.
Ya me quedan poquitas esperanzas y el frasquito de fe, está también vacío. La imaginación también está escaseando por estos rumbos.
También debes saber que hay cosas de la canasta que ya no necesito como la dependencia y esa facilidad para hacer berrinches, que tantos enojos y problemas me han ocasionado.
Así que quisiera pedirte nuevos productos para la canasta.
Para empezar me gustaría que rellenaras los frascos de paciencia y tolerancia (pero hasta el tope), y mándame por favor el curso intensivo "Cómo ser más prudente", volúmenes 1, 2 y 3. Envíame también varias bolsas grandes, pero "bolsones" de madurez que tanta falta me hace.
También quisiera un baúl de sonrisas, de esas que alegran el día a cualquiera. Te pido que me mandes dos piedras grandes y pesadas para atarlas a mis pies y tenerlos siempre sobre la tierra.
Si tienes por ahí guardada una brújula para orientarme y tomar el camino correcto, te lo agradecería mucho.
Regálame imaginación otra vez; pero no demasiada, porque debo confesar que en algunas ocasiones tomé grandes cantidades y me empachó.
Nuevas ilusiones y una doble ración de fe y esperanza también me caería excelente.
Te pido también una paleta de colores para pintar mi vida cuando la vea gris y oscura.
Me sería muy útil un bote de basura para tirar todo lo que me hace daño. Por favor mándame un frasco de merthiolate y una cajita de curitas para sanar mi corazón, porque últimamente ha tropezado bastante y tiene muchos raspones.
Te pido unos diskettes, porque tengo el cerebro lleno de información y necesito espacio para guardar más.
Te pido muchas zanahorias, para tener buena vista y no dejar pasar las oportunidades por no verlas.
Necesito también un reloj grande, muy grande, para que cada vez que lo vea me acuerde de que el tiempo corre y no debo desperdiciarlo.
¿Podrías mandarme muchísima fuerza y seguridad en mí mismo, ah? Sé que voy a necesitarlas para soportar los tiempos difíciles y para levantarme cuando caiga.
También quisiera una cajita de pastillas de las que hacen que crezca la fuerza de voluntad y el empeño, para que me vaya bien en la vida y te pido unas tres o cuatro toneladas de "ganas de vivir", para cumplir mis sueños.
Necesito también una pluma con mucha tinta, para escribir todos mis logros y mis fracasos.
Pero más que nada, te pido que me des mucha vida, para lograr todo lo que tengo en mente y para que el día que me vaya contigo, tenga algo que llevarte y veas que no desperdicié el tiempo aquí en la Tierra.
De antemano te agradezco lo que me puedas mandar y te agradezco el doble todo lo que me mandaste la primera vez.
Con mucho cariño.... Te adora, tu hijo!!

Lic. Ana Liguori 




Técnicas y Métodos relacionados a las Terapias Alternativas

Técnica de la Autoterapia:
Lo que denomino "Autoterapia" no es solamente una técnica con la cual pretendo que quienes accedan a ella, puedan hallar una forma de autoayuda cuando no tienen a su alcance la contención terapéutica de un profesional. Es mucho más que eso, es la terapia para el terapeuta y es la terapia que sugiero, el terapeuta, recomendar a sus pacientes. Si partimos del hecho concreto de que en definitiva siempre que se sufre una patología o sicopatología, esta es superada o no, únicamente por el propio enfermo, por mas ayuda que reciba de sus terapeutas o guías, se hace extremadamente necesario, educar, dar herramientas al paciente, para que pueda comprender los dos caminos: el que lo hizo estacionarse en una crisis emocional, meta que trajo consecuencias en su área física y en el camino (o los múltiples caminos) existentes para el regreso a la salud = armonía.
Para ocupar temporalmente el rol de: AUTOTERAPEUTA y tratarse a sí mismo, hace falta además de conocimientos (básicos) un gran valor, sentido común, un criterio amplio, una mentalidad abierta, que se desprenda de las limitaciones, los pre-conceptos, los condicionamientos, las pautas y conductas arraigadas como hábitos en nuestra mente, en nuestros procesos mentales subconscientes. Aquí enfatizo en los dos principios que siempre reitero, son a mi criterio imprescindibles para lograr restablecer la salud y sanarse:

Darse cuenta: el darse cuenta es el primero y el mas importante paso a dar (si no admitimos que estamos mal, que algo no funciona bien, jamás daremos un solo paso para buscar soluciones, nótese que no digo solucionar si no buscar soluciones).

La decisión de desear recuperarse: el segundo paso es tomar la verdadera decisión de desear recuperarse (esto siempre lo considere lo mas difícil).
Estadísticamente, entrevistando psiquiatras, médicos y por experiencias propias en el trato de las personas con conflictos emocionales (principalmente) el 80% de aquellos que recorren consultorios médicos, realizan psicoterapia, entre otras búsquedas supuestas para sanarse en realidad se esta auto engañando y engañando a todos los que rodean, ya que lo intentan (sobre todo en el área subconsciente) hay que demostrarse y demostrar que no existen solución alguna para el y su conflicto.
Esta personalidad se nota en la no realización de todo tratamiento o sugerencia del o de los profesionales que consulta. Para iniciar la autoterapia se necesita por sobre todo mucho valor y un deseo real de vivir, ser feliz, mejorar, avanzar. Quien este dispuesto a desear realmente estos objetivos, tiene el éxito asegurado.
Continuará...

Prof. Liliana Almendros 


Departamento Comercial:

Tel: (011)4783-9343
Tel: (011) 6009-9190
ventas@mantra.com.ar
Lunes a Viernes
de 08:00 a 20:30 hs.

Volver a
www.mantra.com.ar

www.mantranews.com.ar