econociéndonos

erapias Alternativas

iencias de la conducta

legidos del mes

iferentes manifestaciones energéticas

uerpo y Entorno

studios personales





A limpiar y a guardar cada cosa en su lugar...

El orden es siempre necesario y si bien solemos considerar solo el orden externo, éste también suele ser el que tenemos internamente. Es bueno saber que uno lleva al otro y seguramente, muchos habrán experimentado que cuando se está haciendo un trabajo personal de autoconocimiento, y se empieza a elegir qué se quiere y qué no, surge el sabio impulso de ordenar, tirar lo viejo, abrir espacio.
Podríamos decir que de la misma manera que cuando nos mudamos, nos vemos obligados a revisar cada rincón;
decidir que vamos a descartar, qué seguiremos guardando, qué nos llevaremos, qué haremos con lo que hace años tenemos guardado y habíamos olvidado, y nos desprendemos de lo que sentimos que ya no nos sirve; algo similar sucede con nuestra historia, cuando nos decidimos a viajar a nuestro interior.
En nuestra mente y emociones también hay mucho guardado, lindos recuerdos y otros no tanto. Buenas consignas y otras limitantes.
Estructuras y creencias que chocan con nuestro presente llevándonos al conflicto. Los recuerdos guardados con dolor, enojo, resentimiento o tristeza harán más lento y pesado nuestro camino. Las consignas negativas nos llenarán de temor para la acción.
Ha llegado la hora de mudarnos, con lo mejor que tenemos, con todo lo logrado y con espacio suficiente para recibir todo lo NUEVO. Para movernos en libertad necesitamos tener espacio y cargar poco.
El volver la mirada a nuestro interior, observando nuestras necesidades, deseos y sueños nos ayudará a desprendernos de lo que ya fue y que hoy podría no estar contribuyendo a nuestro bienestar.
Probemos mirar la vida desde una casa nueva, con nuevos proyectos y nuevas energías, abriendo lugar a todo lo BUENO que el Universo tiene para cada uno de nosotros.

Prof. Marta Irene Villafañe 




Creencias

Todos los hombres tenemos el deseo de la felicidad, de amar y de ser amados, el deseo de justicia, el deseo de la verdad, de ser útiles, etc., pero nunca encontramos una satisfacción TOTAL en nuestras exigencias: tenemos momentos de alegría pero, siempre acompañada por algún dolor (un pariente enfermo o que perdió el trabajo, incomprensiones o peleas familiares, etc.). y corremos el riesgo de pensar que todo esto es normal, que no existe solución, que no existe la felicidad y tenemos la tentación de renunciar a nuestros ideales, de achicar la esperanza. Para seguir esperando, luchando, para no achicarme, es necesario que el IDEAL no sea un sueño lejano. Es necesario que sea algo que yo pueda identificar y al menos en parte alcanzar, o que el IDEAL se me revele, salga a mi encuentro.
Muchos dicen: "Creo, pero a mi manera". Es correcto creer en una forma personal, porque somos todos diferentes: creer con conciencia. Pero si Dios existe, existe no "a mi manera", sino "a su manera": creer no es imaginármelo como me gustaría, sino conocerlo como es.
Hasta cuando éramos niños, confiábamos en lo que creían y nos enseñaban nuestros padres. Volviéndose adolescente, uno normalmente se cuestiona si su religión es verdadera, por varias razones:
- Porque conoce a otros que creen en otra religión, o no creen en nada. - Porque no entiende algo de su religión. - Porque hechos de la vida, como la experiencia de un gran dolor o de una injusticia provocan dudas o preguntas - Por el escándalo de la incoherencia de sacerdotes o fieles - Para personalizar la fe, entendiendo las razones para creer.
Todas las religiones son verdaderas como tentativa: es valioso que uno intente un camino hacia Dios, que no se quede pasivo, con la pretensión de que Dios se manifieste.
Diferente es el problema de quién se salva: quien intenta ser coherente con lo que cree, en su conciencia, que sea verdad, se salva. Pero quien se queda cómodo con su religión, sin buscar la verdad, no es honesto. "El hombre encuentra a Dios, detrás de cada puerta que la ciencia logra abrir".

Lic. Ana Liguori 


Departamento Comercial:

Tel: (011)4783-9343
Tel: (011) 6009-9190
ventas@mantra.com.ar
Lunes a Viernes
de 08:00 a 20:30 hs.

Volver a
www.mantra.com.ar

www.mantranews.com.ar