econociéndonos

erapias Alternativas

iencias de la conducta

legidos del mes

iferentes manifestaciones energéticas

uerpo y Entorno

studios personales





Borrón y cuenta nueva


De la misma manera que en la contabilidad de nuestros propios gastos nos encontramos muchas veces con mucho dinero que se nos debe, y otras que estamos debiendo (y esto sin que necesariamente estén ligadas las situaciones, ya que muchas veces debemos aunque nadie nos deba...), también lo podríamos trasladar a otras áreas, como por ejemplo la emocional, y veremos que a nivel sensaciones también solemos sentir que "estamos en deuda" o que somos víctimas y el mundo o la vida nos deben.
Estas sensaciones nos estarían hablando de creernos culpables (de qué?) y por lo tanto si somos culpables de lo que sea, merecemos "pagar" por nuestras faltas, cuánto?, esto depende de lo que crea cada uno que debe.
El vivir la equivocación o el error como algo malo, es uno de los conceptos que sería bueno cambiar ya que si no nos equivocáramos cientos de veces no tendríamos la posibilidad de aprender, si no hubiéramos cometido un montón de errores tampoco nos hubiéramos dado cuenta que esto o aquello es mejor de una manera diferente.
Cualquiera que recuerde "errores" cometidos tiempo atrás sabe muy bien que hoy actuaría de otra manera y esta es la forma en que todos crecemos y somos mejores.
Por otro lado, en el sentirnos víctimas, no estaríamos asumiendo la responsabilidad que todos tenemos con nuestra propia historia, el entender que creamos todo lo que creemos, y que tenemos el privilegio de cambiar y elegir, a cada instante, el camino a tomar.
La abundancia del Universo está disponible para cada uno de nosotros y una manera de abrirle la puerta es a través del perdón. Ese acto de Amor y Comprensión que es perdonarnos, nos llevará a conocer la alegría de librarnos de viejas ataduras, de cargas innecesarias, a desapegarnos del dolor y el sufrimiento, a descubrir el vivir en VERDADERA LIBERTAD.

Prof. Marta Irene Villafañe 




La historia de Pepe

Pepe era el tipo de persona que te encantaría ser. Siempre estaba de buen humor y siempre tenía algo positivo que decir. Cuando alguien le preguntaba como le iba, el respondía: "Si pudiera estar mejor, tendría un gemelo". Era un gerente único porque tenía varias meseras que lo habían seguido de restaurante en restaurante. La razón por la que las meseras seguían a Pepe era por su actitud. él era un motivador natural: si un empleado tenía un mal día, Pepe estaba ahí para decirle al empleado como ver el lado positivo de la situación. Ver este estilo realmente me causó curiosidad, así que un día fui a buscar a Pepe y le pregunté:
- No lo entiendo... no es posible ser una persona positiva todo el tiempo. Cómo lo haces...?
Pepe respondió:
"Cada mañana me despierto y me digo a mí mismo: Pepe, tienes dos opciones hoy: puedes escoger estar de buen humor o puedes escoger estar de mal humor." "Escojo estar de buen humor". "Cada vez que sucede algo malo, puedo escoger entre ser una víctima o aprender de ello. Escojo aprender de ello". "Cada vez que alguien viene a mí para quejarse, puedo aceptar su queja o puedo señalarle el lado positivo de la vida. Escojo señalarle el lado positivo de la vida".
"Si, claro, pero no es tan fácil", protesté.
"Si lo es", dijo Pepe. "Todo en la vida es acerca de elecciones. Cuando quitas todo lo demás, cada situación es una elección". "Tu eliges cómo reaccionas ante cada situación, tu eliges cómo la gente afectará tu estado de ánimo, tu eliges estar de buen humor o mal humor". "En resumen, TU ELIGES COMO VIVIR LA VIDA".
Reflexioné en lo que Pepe me dijo... Poco tiempo después, dejé la industria hotelera para iniciar mi propio negocio. Perdimos contacto, pero con frecuencia pensaba en Pepe, cuando tenía que hacer una elección en la vida en vez de reaccionar contra ella.
Varios años más tarde, me enteré que Pepe hizo algo que nunca debe hacerse en un negocio de restaurante, dejó la puerta de atrás abierta y una mañana fue asaltado por tres ladrones armados. Mientras trataba de abrir la caja fuerte, su mano, temblando por el nerviosismo, resbaló de la combinación. Los asaltantes sintieron pánico y le dispararon.
Con mucha suerte, Pepe fue encontrado relativamente pronto y llevado de emergencia a una clínica. Después de ocho horas de cirugía y semanas de terapia intensiva, Pepe fue dado de alta, aún con fragmentos de bala en su cuerpo. Me encontré con Pepe seis meses después del accidente y cuando le pregunté como estaba, me respondió: "Si pudiera estar mejor, tendría un gemelo".
Le pregunté que pasó por su mente en el momento del asalto. Contestó: "lo primero que vino a mi mente fue que debí haber cerrado con llave la puerta de atrás. Cuando estaba tirado en el piso, recordé que tenía dos opciones: podía elegir vivir o podía elegir morir. Elegí vivir".

Lic. Ana Liguori
Licenciada en Metafísica
y Psicología Transpersonal
 


Departamento Comercial:

Tel: (011)4783-9343
Tel: (011) 6009-9190
ventas@mantra.com.ar
Lunes a Viernes
de 08:00 a 20:30 hs.

Volver a
www.mantra.com.ar

www.mantranews.com.ar