econociéndonos

erapias Alternativas

lmacén Natural

iencias de la conducta

legidos del mes

iferentes manifestaciones energéticas

uerpo y Entorno

studios personales

genda

upl. zonales
  > Zona Oeste
  > Zona Sur






Síndrome Premenstrual (SPM)

Son las alteraciones que ocurren 7 a 14 días antes de la menstruación y durante la misma. Los síntomas más comunes son:
- Irritabilidad y aumento de la tensión nerviosa
- Tristeza o mayor sensibilidad ante un estimulo
- Dolores de Cabeza
- Cambios en la conducta sexual
- Hinchazón de mamas
- Retención de líquidos
- Deseo anormal de dulces

Los factores que predisponen a esta alteración son los siguientes:
- Carencias crónicas de vitaminas y minerales
- Exceso de cafeína o alcohol
- Dieta alta en azúcar o grasas de origen animal
- Stress
- Sedentarismo
- Factores Genéticos

Según la Medicina China, la irritabilidad proviene de una alteración funcional del hígado, en este caso por exceso de grasas que crea un enlentecimiento en la función de depuración del hígado. Esto aumenta los niveles de estrógenos, por eso, el cardo mariano es una planta que puede ayudar en estos casos o el diente de león, en los casos que hay retención de liquido, porque tiene un efecto estimulante de la función hepática y tiene un efecto diurético.
Es importante cambiar el tipo de grasas de las carnes y lácteos por las semillas (sésamo, girasol, cardo, lino, zapallo) y frutas oleaginosas (almendras, nueces, avellanas, castañas, etc.). Al consumir semillas y frutos oleaginosos que contienen vitamina E, se estabilizan las membranas evitando el envejecimiento celular.

Las grasas de origen animal provocan inflamación en la célula, envejeciéndola prematuramente. Por supuesto que se tiene que hacer un balance diario, viendo que tipo de grasas predomina. Lo ideal es una relación 80% aceites vegetales 10 o 20% de grasas de origen lácteo o carnes. Con respecto al pescado se comporta como los aceites vegetales.
También será necesario para tonificar el hígado consumir jugo de limón en ayunas con agua o con te de jengibre que por su contenido de zinc y por las sustancias antioxidantes es útil para estos casos. Recordemos que el limón hay que suspenderlo 3 días de la fecha teórica de la menstruación y comenzar 3 días después. Son importantes los jugos de verduras por ejemplo zanahorias (por su vitamina A es esencial para proteger de la inflamación a los tejidos , además es regeneradora de los mismos), mezclando con verduras verdes (el magnesio es esencial en el SPM) debido a que se vio que las mujeres con este síndrome tienen bajo contenido de magnesio en la sangre, además porque la carencia de este mineral aumenta por un mecanismo hormonal el liquido en el espacio extracelular causando edema) y algún endulzante como manzana (1) o limón (cualquier cítrico puede servir).
La vitamina B6 se presenta en el maní (ojo con la fecha de vencimiento) nueces, soja orgánica, pescado, legumbres (el consumo de proteínas vegetales bajan la cantidad de estrógenos), bananas, paltas, repollo, coliflor, cereales grano entero, papas, ciruelas.
Esta vitamina se necesita para generar neurotransmisores que regulan la función de los nervios y mejoran el animo, el balance de agua en el cuerpo y un buen dormir. La cocción puede destruir esta vitamina, así que prestar atención especial a los alimentos que requieren poca o ninguna cocción como tofu (queso de soja) arvejas frescas, repollo, coliflor, paltas, maní, nueces. Como antiinflamatorio consumir 2 cucharadas soperas de semillas de lino que reemplazarían al maní y las nueces (se puede ir alternando). Cuando hay retención de líquidos se puede usar cola de caballo que remineraliza los huesos y es diurética a la que se puede asociar el diente de león.
Con respecto a los hábitos de vida, el ejercicio es muy importante, si es progresivo, recordemos que el efecto desintoxicante y estimulante vascular es importante si se respetan las pautas alimentarias anteriormente dichas. Con respecto a la parte psicológica se puede sintetizar que la menstruación simboliza la perdida de la posibilidad de embarazo, así como también la femineidad, arquetípicamente, por lo tanto el dolor físico o la tristeza o la irritabilidad representará en cada mujer un enojo (en el caso de la irritabilidad) tanto sea con su femineidad o con la posibilidad de embarazarse o ambas . En el caso de la tristeza, además de haber una baja de los neurotransmisores antidepresivos, puede haber intoxicación con metales pesados.
Todos los estados de ánimo, así como los desequilibrios físicos se equilibran con el medicamento homeopático constitucional.

Dr. Claudio Burga Montoya
Médico Naturista - Homeópata Unicista - Acupuntor 




Abriendo las puertas

El tiempo que transcurre entre las primeras manifestaciones psicosomáticas y un diagnóstico basado en lesiones orgánicas definidas, es el que debería ser aprovechado para tratar de restituir las funciones correctas en cualquier sistema afectado. Considero superfluo resaltar cuanto sufrimiento podría evitarse, cuanto tiempo y dinero invertido a costa de la estabilidad emocional, con la consiguiente desestabilización de todas las áreas de desenvolvimiento, desde los vínculos familiares al estudio, trabajo, etc. Por eso quería hablar de las puertas que no se abren, para convertirlas en puertas abiertas.
Recorriendo en forma permanente las áreas de aplicación de lo que llamo medicinas integradas, observo resultados positivos en cuanto al acortamiento de los tiempos de tratamiento y la posibilidad de revertir mayor cantidad de síntomas psicosomáticos.
Lo que persiste, por imposibilidad practica debido a la gravedad de la lesión o el tiempo de cronicidad que tiene, es lo que corresponde tratar con los métodos médicos convencionales, evitando poner en peligro la vida del paciente. Al tratar de trasladar estos datos a las instituciones que tienen nuestra salud a su cargo, las respuestas son mínimas. Parecería que acortar el tiempo de sufrimiento de las personas, reducir los gastos que demanda su peregrinaje por todos los especialistas, los costosos estudios que a veces señalan que el paciente no tiene nada, todo ello no interesa a nadie.
Ni siquiera al propio paciente, quien suele considerarse perdido y desvalorizado si alguien cree que sus males son imaginarios o poco importantes. Hacemos un culto de la enfermedad y no ponemos demasiado énfasis en crear salud.
Cuando me preguntan como trabajo con niños especiales, o con pacientes con dolencias crónicas y secuelas irreversibles, algunos colegas se asombran, y me dicen:
íVos trabajas con la parte sana!
┐Y para que voy a trabajar sólo con la parte enferma?
La parte enferma ha sido suficientemente trabajada, mimada, alimentada, desarrollándose con una energía admirable, conquistando territorio, avasallando todo lo que encuentra a su paso. La parte sana reúne sus energías como puede, resistiendo el ataque del enemigo, sacando recursos de donde sea, y a menudo debe rendirse ante la superioridad del adversario. Por lo tanto, procuro reforzar la parte sana para que no sucumba.

Resumiendo: Dejamos abiertos nuestros espacios para el aporte de opiniones, información, conocimientos, investigaciones, que abran rápidamente la mayor cantidad de puertas de intercomunicación. Hay muy poco hecho al respecto. Cada uno de nosotros se ocupa de lo suyo en primer termino, lo cual es natural, pero quizá descubramos que ocuparnos de conocer lo que hace cada uno de nosotros, refuerce nuestra propia actividad. Esto constituiría una acción correcta en estos momentos de tanta crisis moral, social, económica, porque nos permitiría compartir responsabilidades, aumentar el área de asistencia grupal e individual, comprender que sólo la unión nos puede traer beneficios.

Klga. Susana Berman 


La visión de la Medicina Tradicional China

Continuando con la nota anterior, veamos, desde el punto de vista de la medicina tradicional china, cómo se comporta el organismo humano a la par del movimiento energético de la naturaleza.
Para ello, debemos remitirnos a una partecita de su filosofía que se llama Teoría de los Cinco Elementos. Ellos son Madera, Fuego, Tierra, Metal y Agua. Cada uno de ellos corresponde a un órgano, pero veamos primero, para comprender mejor el mensaje que encierra, las particularidades de cada uno de ellos.
Es así como la Madera se relaciona con la germinación, el nacimiento y la adaptabilidad, por nombrar sólo algunas. El Fuego tiene que ver, obviamente, con el calor, la tendencia a ascender, la expansión y la agitación. La Tierra lo es con la transformación, la fecundidad, la acumulación y la cosecha.
El Metal, con la firmeza, la pureza y la recolección. Y por último, el Agua, con el almacenamiento, la degradación, enfriar, asentar.
El órgano con el que se relaciona la Madera, es el Hígado que atesora la sangre, regula el fluir y el dispersar, tiene que ver con el metabolismo y la regulación hormonal y armoniza las emociones; en el plano mental, tiene que ver con la decisión y la cólera. El Fuego dónde podría estar sino en el corazón? Y este órgano contiene en sí mismo el proceso más dinámico, regula los vasos sanguíneos, el latido y el pulso y generaliza las funciones fisiológicas del cerebro. También contiene la alegría o el terror. El Bazo es el referente de la Tierra extrayendo las esencias puras del alimento transformándolas en energía y sangre que regula y transportación; libera desechos y está asociado al aspecto sociológico de la reflexión y concentración de la mente, la obsesión, la duda. La función circulante y descendente del Pulmón, relacionado con el elemento Metal, regula la energía, mueve a justa los canales de agua (vapor, piel, poros, transpiración); ofrece resistencia a los factores climáticos.
Y aquí tenemos a la tristeza como la emoción manifestada.
Y por último, tenemos el Riñón relacionándose con el Agua. Este atesora el "Jing", es decir, la energía esencial, es la residencia del yin y del yang; regulan el nacimiento y la maduración, es la raíz de la vida, regulan la captación del "Chi", y aquí puede estar radicado el "miedo a vivir".
Es importante tener en cuenta el estado emocional negativo asociado a cada uno de los órganos, ya que estos se encargarán de darnos "avisos" y posteriormente, enfermedad cuando no le prestamos la atención suficiente. En la primera condición, tenemos la posibilidad de aplicar terapias orientales manuales para poner en orden las energías perversas antes de que ocasiones daños mayores.

Eduardo Iglesias
Terapeuta corporal
 


Departamento Comercial:

Tel: (011)4783-9343
Tel: (011) 6009-9190
ventas@mantra.com.ar
Lunes a Viernes
de 08:00 a 20:30 hs.

Volver a
www.mantra.com.ar

www.mantranews.com.ar