econociéndonos

erapias Alternativas

iencias de la conducta

legidos del mes

iferentes manifestaciones energéticas

uerpo y Entorno

studios personales



Nuestras voces interiores

Nuestras distintas voces o "selves" tienen diferentes formas de pensar y sentir y transmiten sensaciones diferentes. Si quisiéramos describir básicamente a las voces, podemos decir que son energías o patrones energéticos. Aunque a veces no nos damos cuenta, todas estas energías se encuentran en nuestro interior.
El Método Diálogo de Voces, por su metodología de trabajo, ofrece la posibilidad de dialogar concretamente con cada una de ellas, y descubrir su origen, y lo que cada una tiene para decir o transmitir.
Hay una parte de nuestra personalidad a la cual llamamos, dentro de este método, "aware ego", o ego conciente. Es un aspecto nuestro que se va fortaleciendo a medida que avanzamos en este trabajo, y se va haciendo cada vez más fuerte y poderoso, pues aprende a separarse todas estas voces y a darse cuenta que, en realidad, somos más que todas ellas. Es una parte de nuestra personalidad que puede ser libre para elegir y cambiar, y que se conecta cada vez más con nuestra esencia.
Nosotros venimos al mundo con nuestro ser esencial, pero a medida que crecemos nos vamos alejando lentamente de él, pues vamos formando nuestra personalidad básica.
El proceso de formación de la personalidad es necesario e imprescindible para nuestro crecimiento y todas las características primarias que desarrollamos protegen nuestra vulnerabilidad, y nos ayudan a sentirnos aceptados, aprobados, y queridos.
Al comienzo de nuestra vida, son esenciales para que funcionemos en el mundo de la mejor manera posible, pero con el tiempo y a medida que nos convertimos en seres adultos, estas mismas voces que nos protegían, muchas veces, ya no cumplen la misma función.
Una sesión del Método Diálogo de Voces, la cual se denomina facilitación, es muy rica y poderosa en sí misma. El diálogo que el terapeuta establece con las voces o "selves" es cómodo y amable, y tiene la belleza de compenetrarse con cada una de ellas sin juzgar a ninguna.
De este modo, se inicia un proceso a través del cual, la persona aprenderá a honrar a todas sus partes, tanto las que ha desarrollado en exceso, como las que ha reprimido, con lo cual logrará alcanzar mayores posibilidades de cambio y más altos niveles de conciencia y salud.

Lic. Leonor Denker 


Autoestima: Cómo lograrla y mantenerla positiva?

Auto: Se refiere al yo, a mí mismo, a mi persona. Estima: Se refiere a la energía con que impregnamos el mundo de los afectos. Autoestima: Se refiere a la energía afectiva con que me vínculo conmigo mismo. La Autoestima que podemos tener acerca de nosotros puede ser Positiva o Negativa, de Aceptación o Rechazo. Si sacamos a nuestro niño interior y hacemos un juego imaginario y entramos en dialogo con él en una escena del mundo externo y le comunicamos que nos resulta muy grata su compañía, que nos produce su existencia un deseo de amarlo, que nos gratifican enormemente sus expresiones de afecto, que sus ideas nos resultan originales, interesantes, entretenidas, etc., que seguramente van a ser muy importantes y trascendentes en su vida, que nos produce mucho placer mirarlo, acompañarnos por él, que su apariencia física es agradable y armónica, seguramente este niño va a crecer; Aceptado, Bello, Espiritual y Físicamente se va a sentir apuntalado en todo sus aspectos positivos y va a tener un mundo donde la violencia, la depresión y la tendencia a la enfermedad psicosomática tendrá poca cabida. De esta manera aprenderá a tratarse a sí mismo y a los demás. Si sacamos nuestro niño interior y hacemos otro juego imaginario y entramos en diálogo con él en una escena del mundo externo y le comunicamos lo aburrido que nos resulta su presencia, lo indiferente que es él para nosotros, el poco afecto que su persona nos inspira y a su vez el poco afecto que le tenemos,
lo intrascendentes que son sus ideas, el hastío que sentimos cuando nos quedamos solos con él y lo poco atractivo que es su apariencia física y su mundo espiritual.
Esta persona aprenderá que no es merecedor de "recibir cariño" y que tampoco es "capaz de gestarlo", crecerá sintiéndose rechazado, no sintiéndose merecedor, desconfiado y repudiando su capacidad intelectual, rechazando su apariencia física y su mundo espiritual, quedarse solo con el le producirá hastío, y tenderá a buscar estímulos para sentirse vivo en sustancias químicas, no podrá estar solo, buscando vínculos adictivos y la enfermedad psicosomática será un refugio, mostrando un modelo de "vínculo hostil" consigo mismo y con los demás.
Si el primer niño lo incluimos en nuestro espacio interior, no es difícil imaginarse que nuestros sentimientos acerca de nosotros mismos serán un reflejo de lo que sentimos por él (Autoestima), van a ser de aprobación, de sentirnos merecedores, de querernos y de tener una actividad frente a la vida amorosa e impregnada de Fé: Autoestima Positiva. Si al segundo niño lo incluimos en nuestro mundo interior, nuestros sentimientos acerca de nosotros mismos, serán un reflejo de lo que sentimos por él (Autoestima); van a ser de repudio, de falta de amorosidad u odio y denigración, esto nos llevará a tener una vida sin amor e impregnada de autoagresión y resentimiento: Autoestima Negativa. Es en este punto que complemento, sobre la base del éxito obtenido con mis pacientes, el tratamiento de los desequilibrios emocionales, tales como, Inseguridad, Miedos, Desvalorización, Resentimiento, Falta de Fé, etc., a través de la Medicina Floral de Bach y la Homeopatía.
Es importante entender que en la vida todo es aprendizaje, nadie nace sabiendo. Se necesita la misma energía para aprender bien un idioma, que para aprenderlo mal, por lo tanto tomando la Autoestima como el aprendizaje de un nuevo idioma acerca de cómo tratarnos afectivamente, podemos implementar técnicas y sistemas pedagógicos de aprendizajes para crear y desarrollar dentro de nosotros un mundo poblado de Autoestima Positiva. Podemos decidir aceptar, ir por el camino de la vida, deprimidos, quejosos, mortificados, y culpando al mundo de que "no nos quiere": Autoestima Negativa, cuando en realidad somos nosotros los hacedores de nuestro propio destino. Se necesita la misma energía para ir de un lugar a otro, pues para ir hay que vencer la fuerza de la resistencia al cambio, y para no ir, hay que vencer las fuerzas de la curiosidad. Partiendo desde esta cosmovisión de cómo nos relacionamos con nosotros mismos, y con el mundo que nos rodea, dejamos de lado la habitual tendencia al reclamo, la acusación o justificación de nuestra historia en función de cómo fueron nuestros vínculos con nuestros progenitores en nuestra niñez. Si no tuviéramos un vínculo positivo con nuestros padres, tendríamos la oportunidad de rectificarlos y no repetirlos con nosotros mismos o con nuestros hijos, la negativa historia pasada. Si nuestros vínculos fueron buenos y positivos, en el caso que estos hayan existido, los mejoraremos hasta la exaltación. Desde esta visión nuestra historia vincular pasa a ser una anécdota dentro nuestra historia presente.

Dra. Elba Garber 




Los conflictos de pareja y el abordaje de las constelaciones familiares

La pareja es el vínculo donde se proyectan, con mayor intensidad, deseos y traumas infantiles no resueltos. Cada integrante de la pareja está sujeto a dinámicas e implicaciones de su propia familia de origen y traslada a la relación como una pesada carga aquello que trae. Muchas veces estas cargas son dolorosas e inconscientes. Estas implicaciones abarcan varias generaciones. Por ello, la mayoría de las crisis no se explican por situaciones propias de la pareja, sino porque es posible estar atado a un destino que no me corresponde, o llevar una culpa de otra persona de mi sistema. Estas dinámicas influyen en las relaciones de pareja interfiriendo y frenando su desenvolvimiento. Algunas mujeres sienten el impulso de compensar la injusticia que los hombres cometieron con sus abuelas o madres y pretenden restablecer el orden tratando a sus propios maridos como si hubieran cometido lo mismo con ellas. O sea la rabia no se nutre de la propia experiencia de la pareja sino que está transferida de hechos acontecidos en otras generaciones.
Escenas infantiles de venganza y de honor se juegan en el ámbito de la pareja actual afectándola. Puedo estar expiando una culpa de algún infortunio del destino en el sistema, por ejemplo, la muerte de un hermano y por ello crear sólo sufrimiento en la vida conyugal a modo de compensación inconsciente. Si en una relación de pareja alguno de sus miembros busca satisfacer su necesidad de vinculación con la misma actitud de un niño frente a sus padres, por ejemplo esperando del otro una seguridad y contención que sólo sus padres pueden otorgar, está tergiversando el orden y exigiendo a la otra parte por demás. Con frecuencia se busca completar o reparar dentro del ámbito de la pareja, situaciones que deben ser resueltas con los propios padres. Somos nuestros padres y si lo reconocemos estamos en paz y podemos diferenciarnos con lo genuino que agregamos, y así somos nosotros mismos. Quien rechaza a los padres, se rechaza a sí mismo y rechaza a la pareja. También cuando mi pareja rechaza o menosprecia a uno de mis padres o no los respeta me rechaza a mí. Cuando una mujer, aún no se ha desprendido de su padre, o un hombre aún no se ha desprendido de su madre, frecuentemente al lado de su pareja buscará un amante que lo represente. Poniéndose al lado de su madre la mujer y al lado de su padre el hombre, quizás puedan entregarse plenamente a su pareja. En los sistemas familiares actúan fidelidades y es probable separarse en la fecha aniversario que otro en el sistema sufrió una muerte temprana o alguna otra pérdida. Todo ello se hace estando identificado y por amor y sin conocerlo. La fidelidad al árbol nos lleva a fracasar ahí donde queremos triunfar. Hacer la constelación en presencia de la pareja permite conocer las implicaciones de cada uno en su familia de origen y se pueden comprender de un modo totalmente diferente. Es posible comprender al otro porque antes no se lo veía del todo bien. Y sea cual sea la decisión de la pareja se parte de una imagen más clara, más despejada. La constelación familiar saca a la luz algo que hasta el momento estaba oculto y aquello que sale a la luz actúa con una fuerza poderosa. Este proceso y nueva orientación requiere tiempo y permite a la pareja sintonizar con las fuerzas que en ellos mismos actúan.

Lic. Ana I. Dokser 


Departamento Comercial:

Tel: (011)4783-9343
Tel: (011) 6009-9190
ventas@mantra.com.ar
Lunes a Viernes
de 08:00 a 20:30 hs.

Volver a
www.mantra.com.ar

www.mantranews.com.ar