econociéndonos

erapias Alternativas

lmacén Natural

iencias de la conducta

legidos del mes

iferentes manifestaciones energéticas

uerpo y Entorno

studios personales





El Angel de la Guarda

Anteriormente dijimos que para la Cábala hebrea existían 72 ángeles, pero de dónde surge esto? Cábala o Kabbalah, deriva del hebreo Kabbel, que significa: recibimiento, aceptación, conjunto de normas y herencias religiosas, espirituales y filosóficas y sociales recibidas por los iniciados. Se trata de un tratado filosófico-religiosos hebreo, cuyo contenido busca descifrar un sentido secreto de la Biblia, a través de una teoría y un simbolismo de los números y letras. La cábala es la ciencia del nombre de Dios, la tradición oculta o esotérica de los hebreos. Existen dos tipos de cábala. La teórica que estudia el misterio de la Divinidad, la creación espiritual y la práctica que estudia las “Clavículas de Salomón”, el Tarot, los Talismanes, etc. Para la cábala la letra es una potencia. La agrupación de letras forma un nombre y da origen a un poderoso centro de energía. Dios es representado por la letra YOD, décima del alfabeto hebreo.
Si juntamos al 10 las grandezas 15, 21 y 26 que son los valores de los grupos de letras de la palabra Jehová, tendremos como resultado 72: 10 15 21 26=72. Como los judíos ortodoxos no pronuncian el nombre de Dios, los cabalísticos desdoblaron la palabra Jehová a través de los tres versículos del éxodo cap. 14 y agregaron los nombres divinos IAH, AEL, EL IEL. Con estas derivaciones y terminaciones dieron nombre a los 72 ángeles. Cada uno de ellos tiene influencia sobre 5 días del año, ya que cinco letras hebreas se juntaron a cada ángel 72 x 5 = 360. O sea, que cada individuo tiene por día de nacimiento asignado un determinado ángel, al cual denominamos “ángel de la Guarda”. Solo los nacidos el: 5-01, 19-03, 31-05, 12-08, 24-10, no tienen un ángel específico y precisamente son aquellas personas las “elegidas para determinar con qué ángel se identifican más para tomarlo como ángel de la guarda; no significa que no lo tengan, simplemente se las considera: “personas especiales”.

Lic. Ana Liguori 


El Solitario es sólo un juego de naipes

Venimos a esta escuela de la vida a aprender lo que nos quede pendiente y esto será todos esos sentimientos y actitudes que nos causen malestar a nosotros y a otros. El aprendizaje se hace por espejo, o sea que tanto las situaciones como las personas que nos rodean reflejarán de diferentes maneras lo que hemos venido a resolver. Todo empieza con nuestros padres y familia, entonces si tenemos problemas con la agresión, nuestros padres serán violentos; si no nos valoramos ellos tampoco lo harán y además nos descalificarán continuamente; si la autoexigencia está en nosotros ellos nos exigirán, si debemos trabajar con el amor ellos serán resentidos y así seguirá de acuerdo al patrón de conducta con el que nos manejemos.
El objetivo de esto es que podamos ver claramente qué pasa con esas actitudes y qué consecuencias traen.
Así, en la medida que nos demos cuenta o no, se nos repetirán situaciones y personajes: en el colegio, en el trabajo, en la pareja y en las relaciones que entablemos, ya que por un Principio de Atracción nos iremos uniendo a personas que tengan los mismos patrones mentales que nosotros. Esta es la razón por la cual las relaciones a veces son tan conflictivas, ya que fueron originadas desde una conducta nociva, por ej.: si se uniera una pareja desde un mecanismo de soberbia y manipulación, podrían entrar en una situación compleja de manejos y competencia a ver "quién es mejor", lo cual desencadenaría sensaciones de humillación y desvalorización en cada uno de ellos, llevándolos a la agresión.
En este caso, pueden crearse dos situaciones, además de la mencionada, que uno de los dos empiece a jugar el papel de sumiso, con lo que el otro podrá humillarlo cuantas veces quiera y en este caso mientras uno se siente cada vez menos, el otro crecerá falsamente asestando golpes cada vez más fuertes, engordando lo que se supone debían trabajar para disolver. En la otra, lo sano sería que el primero que tome conciencia de lo que está pasando corte el juego, un juego que lastima y provoca sufrimiento. Siempre detrás de un conflicto habrá una conducta, un pensamiento, una creencia, que no hemos visto claramente. Las técnicas de Autoconocimiento pueden ayudarnos a tomar conciencia y de esa manera cambiar esos mecanismos y lograr mayor armonía y claridad en nuestras relaciones, para que crezcan en el amor y no en el conflicto.

Prof. Marta Irene Villafañe 




Laberinto: un espacio holístico para el autoconocimiento y la sanación

"Los laberintos son espejos. Al recorrerlos nos vemos y encontramos a nosotros mismos".
En el mito Teseo entraba en el Dédalo de Creta y encontraba su sombra: el Minotauro. Cuando nos desplazamos de un nivel a otro, por ejemplo de lo físico a lo astral-emocional, damos un salto cuántico. Es como entrar en un espejo. Así lo hizo Alicia y cambió de tamaño al visitar los mundos de las maravillas ¿Con qué podemos encontrarnos en un laberinto?
El laberinto es un espacio sagrado construido y limitado por los cuatro puntos cardinales.
Numerosísimas creencias relativas al origen de la vida, a la morada de los dioses, al otro mundo, a la evolución cíclica. Se articula alrededor de estos dos ejes cruzados: NS-EO, que constituye con el eje cenit-nadir la esfera total del espacio cósmico y simbólicamente el destino humano. El marco en el cual se organizó el mundo sólido del caos, el lugar donde se despliegan todas las energías.
Los mitos, especialmente los americanos, como los mayas y totonacas, amplifican sus luminosos significados sobre ellos. Allí entonces, reconocemos nuestro origen y sutilizando nuestra percepción ordenamos nuestro mundo, nuestro caos interno y con ello la secuencia de nuestras decisiones y acciones.
El entrecruzamiento de los ejes es la primera simbología de la cruz,
simbolizando la unión del cielo con la tierra, el encuentro del sol con la luna, arquetipos astrales de fuerza incomparable.
Son nuestra luz y nuestra sombra: la integración de los opuestos, la geometría sagrada en su basamento. Allí están nuestros planetas personales, ubicados según nuestra carta natal, o sea nuestro propio laberinto. Cada uno de ellos nos entrega en este acercamiento mensajes claros, simbólicos y enriquecedores, con sus interrogantes planetarios. En estas visitas laberínticas, talleres y cursos, podremos recorrerlo con nuestros pies de peregrinos y guiador, hallar en él la manifestación de estas energías y reconocerla en lo colectivo e individual.

Lic. Zulema Castiglione
Escuela del Laberinto ®
 


Departamento Comercial:

Tel: (011)4783-9343
Tel: (011) 6009-9190
ventas@mantra.com.ar
Lunes a Viernes
de 08:00 a 20:30 hs.

Volver a
www.mantra.com.ar

www.mantranews.com.ar