econociéndonos

erapias Alternativas

iencias de la conducta

legidos del mes

estacados

iferentes manifestaciones energéticas

uerpo y Entorno

studios personales





Numerología, alma y armonía del cosmos en la visión de Pitágoras

"Los números son los elementos de todas las cosas, y el cielo entero es armonía y número".
Pitágoras nació en Samos, una isla de Asia Menor, a mediados del siglo VI. Era hijo de un rico comerciante con quien viajaba periódicamente a diversos lugares del continente, y murió en Metaponto, ya muy anciano. En su vida hubo tres etapas importantes: la primera en Grecia, la segunda, durante sus viajes a Babilonia y Egipto, y la tercera, cuando estuvo en el sur de Italia, en la Magna Grecia.
En el año 529 a.c. viaja al sur de Italia para fundar en Trotona la fraternidad pitagórica. Cuando regresa a su lugar natal le piden que transmita sus conocimientos a sus conciudadanos, pero no conforme con los resultados, decide trasladarse al Estado de Cerotona, en la parte sur del golfo de Tarento, donde llega con su sistema de pensamiento ya perfilado por su experiencia en Oriente y Egipto.
Pitágoras y sus seguidores han dejado una estela profunda en la historia del pensamiento científico, aun cuando la consigna era guardar el más riguroso secreto acerca de todo, pues serían sancionados con castigos aquellos que divulgaran los conocimientos.
Los números y la geometría en los pitagóricos
El fuerte flujo oriental se comprueba en las ideas pitagóricas. Mathema: "lo que se aprende" y los cuatro mathema: aritmética, geometría, astronomía y música constituían para él el saber por excelencia. De allí que los pitagóricos fueron los primeros que cultivaron estas ciencias, cuyos principios (sostenían) eran los principios de todas las cosas y, siendo los números los primeros de estos principios, encontraban en ellos muchas semejanzas con lo que ocurre en los elementos fuego, tierra y agua.
La primitiva comunidad pitagórica se dividía en dos clases de miembros: los matemáticos, a quienes Pitágoras les impartía los conocimientos científicos, y los acusmáticos, con quienes compartía los conocimientos y creencias de los principios morales, ritos y prescripciones específicas de la hermandad. Fueron precisamente los acusmáticos quienes custodiaron las enseñanzas de Pitágoras. Sus discursos se basaban en recomendaciones morales ante la necesidad de ajustar la conducta humana, ejemplificando con elementos de la mitología de los habitantes de Trotona, donde ya había florecido la escuela médica.
En el libro de los elementos de Euclides, se señala la importancia que le dieron al pentágono regular y a la estrella que se forma por las diagonales como símbolo de reconocimiento y deseo de salud. A su vez, la necesidad de explicar los movimientos de la naturaleza en cuanto a cambios, desplazamientos, alteración, crecimiento y disminución, dio lugar a la denominada "doctrina de los números".
La armonía del cosmos
Pitágoras percibía la armonía universal en las esferas y los astros que se movían con ellas. Bregó por el perfeccionamiento moral y sostuvo que, que con solo quererlo, el ser puede intensificar y prolongar su experiencia de vida. En el pensamiento de los primeros pitagóricos, no era tan importante la metafísica como la vida pura que surgía de la armonía del alma con el cosmos. El alma se elevaría al cielo de los bienaventurados tras la muerte, y la música era el símbolo de esa armonía, un medio para lograr el equilibrio interno en el espíritu del hombre.
El testimonio de Dicaiarcos (alumno de Aristóteles) resume las enseñanzas pitagóricas sobre el alma en las siguientes ideas:
El alma es inmortal.
Las almas cambian su lugar pasando de una vida a otra.
Todo lo que ha sucedido retorna en ciertos ciclos y no sucede nada realmente nuevo.
Hay que considerar a todos los seres animados como emparentados entre sí.
Según cuentan, Pitágoras tenía poderes sobrenaturales y fue quien dio impulso al tema de la reencarnación. Para él el alma era inmortal, por eso transmigra a otras especies de seres vivientes. Lo que una vez existió, decía, vuelve pasado un determinado período de tiempo.

Prof. Amalia Miglianoz  


Talleres de Prosperidad y Abundancia

"Tú eres lo que tu deseo más profundo es. Como es tu deseo, es tu intención. Como es tu intención, es tu voluntad. Como es tu voluntad, son tus actos. Como son tus actos, es tu destino". Upanishad.
Lo que esta frase refleja es que en última instancia cada uno de nosotros somos absolutamente soberanos para obtener las cosas o situaciones que deseamos. La cuestión de la soberanía personal es un tema que nos afecta a todos, nos demos cuenta o no. Entender esto nos puede ayudar a interpretar lo que ocurre dentro de nosotros mismos y a nuestro alrededor. Ejercer la soberanía en nuestra vida puede cambiar radicalmente nuestra existencia.
Ejercer nuestra soberanía implica aumentar la capacidad de beneficiarnos con los fracasos o contratiempos,
enfrentarnos a los enemigos internos de nuestra armonía y espiritualidad, emplear la intuición para evitar errores costosos, alinear aspiraciones y deseos con realizaciones.
Ejercer nuestra soberanía nos permite en definitiva armonizar nuestras relaciones de pareja, el estudio, los negocios, la profesión, la salud, el dinero etc. con la espiritualidad.
Los caminos para lograr la soberanía sobre nosotros mismos son muchos y sin duda la mayoría beneficiosos. Nosotros te ofrecemos recorrer parte de ese camino mediante la práctica. En nueve reuniones semanales a modo de taller vamos a ir integrando a nuestra vida diaria distintos pasos que nos pondrán en contacto con la sabiduría milenaria de la creación y que nos permitirán observar de inmediato, como a partir de nuestro cambio, todo a nuestro alrededor cambia para favorecer nuestro crecimiento, para lograr abundancia en todo sentido.

Gustavo Leguizamón
Centro Madre Diamantina
 




El planeta Venus y los signos


El planeta Venus para la Astrología tiene muchos significados. Se lo relaciona tanto con el amor como con el dinero ya que parece que ambos poseen alguna relación. Además Venus representa la belleza, la armonía, el arte, la voluntad que ponemos para contemporizar con otros etc. También se lo relaciona con el sentimiento de lástima, compasión, el deseo de agradar y deleitar a los demás. En nuestra carta natal representa nuestros gustos, lo que deseamos, amamos, la forma en la que nos enamoramos, como disfrutamos de las pequeñas alegrías cotidianas, ya que un exceso de Venus te puede hacer morir de risa. Si existe un Venus muy fuerte este provocará que nos enamoremos hasta perder la razón. Venus junto con la Luna representan la naturaleza femenina de la mujer y en la carta del hombre podemos identificar al modelo de mujer que les gusta y por supuesto su forma de amar. Venus se manifiesta socialmente con la atención y el respeto en el trato con los demás, los buenos modales, la gentileza, la buena educación.
Cuando estamos conectados con Venus tenemos deseo de decorar la casa, realizar alguna obra artística como pintar, cantar, componer, filmar, etc.; ayudar a otros, arreglarnos, comprar cosas bonitas, perfumarnos y vestirnos para ejercer nuestra seducción. Como esto muchas veces implica realizar gastos también un buen Venus nos aporta dinero.
Para realizar una evaluación un poco general sobre los distintos tipos de Venus de acuerdo al signo podemos decir que se comportan muchas veces de acuerdo a la naturaleza del signo donde se encontraba en el momento de nuestro nacimiento. Esto es:
Venus en signos de Fuego - Aries, Leo y Sagitario: Ejercen un gran poder de seducción, son apasionados, "fogosos" , inquietos, idealistas, y gustan de ser como líderes en el manejo de sus relaciones. A ellos los movilizan las relaciones tormentosas y con mucha vertiginosidad. Si hay un poco de peligro es un condimento interesante para estos apasionados del zodíaco. En cuanto al tema dinero gastan sin medida, no tienen en cuenta ningún tipo de previsión. Al dinero hay que disfrutarlo y gastarlo.
Venus en signos de Tierra - Tauro, Virgo y Capricornio: Aman lo concreto, aman poner los pies sobre la tierra, y no llevarse por locas pasiones, les encanta que les regalen cosas y relacionan bastante el factor económico con el sentimental. Son pragmáticos para ellos cuentan los hechos. Lo que se puede ver, tocar, percibir. Se atreven a demostrar su amor cuando están seguros de que pisan sobre terreno firme. Por ende son cautelosos con el dinero, lo cuidan bastante, y le dan mucho valor.
Venus en signos de Aire - Géminis, Libra y Acuario: Ellos son "volátiles" se enamoran y desenamoran quizás con más facilidad. Se los conquista con un buen libro, un hermoso diálogo, alguna obra artística o algo original y creativo. Se enamoran más de las ideas y los pensamientos de otro. También sobre todo a Libra les interesa lo estético y armonioso. El plano intelectual pesa mucho. Suelen dar poca importancia al dinero al que le dan el valor de la circulación.
Venus en signos de Agua - Cáncer, Escorpio y Piscis: Son sumamente románticos, se llevan por las emociones, los recuerdos, el significado de las cosas no por lo que valen sino por lo que representaron en su momento. Ejercen muchas veces un amor compasivo, sensible, variable. Reparan en lo que no se ve, en un gesto, una sensación, un olor, un sonido. Buscan a alguien con mucho mundo interior. Se preocupan por conectarse con su mundo interno. En cuanto al dinero son bastante cuidadosos. Ya que suelen ahorrar para gastarlo en "el viaje de sus sueños", "la vivienda soñada", "el romance de turno".
Cada persona posee a su Venus Natal no necesariamente en su signo Solar o de nacimiento. Muchas veces suele estar en los signos vecinos a los de nuestro signo. Además año a año las influencias de Venus suelen ser distintas y nos invitan a nuevos romances o buena fortuna. Pero para conocer dónde está tu Venus de nacimiento o tu Venus este año es necesario realizar una consulta astrológica.

Elina Mabel Gómez
Técnica en Astrología Científica  


El Yazay

Rosa Elena Ortega, EL YAZAY, como la conocen por sus libros, tiene una larga trayectoria también como profesora de Tarot, Numerología, Metafísica, Alquimia, Contacto Angélico, Regresiones a vidas pasadas, Rituales Angélicos, Meditación, Visualizaciones Curativas, Reiki, creadora del Reiki Alquímico, Master in Magnifield Healing, creo el primer Tarot Angélico, las cartas de Luz Lunares y Celestes, el Tarot de las Galaxias y el de las Hadas, el Horóscopo de los ángeles entre otros libros, más de 30, ganó muchos premios por sus distintas labores. Dio muchos seminarios dentro y fuera del País y sigue haciéndolo.

Párrafos del libro inédito después de la convergencia de Rosa Elena Ortega
El interés de averiguar el sentido de su existencia es lo que caracteriza justamente al ser humano. Ya que no se puede imaginar a un animal sometido a esta preocupación, y no es lícito rebajar esta realidad que vemos en el hombre a una especie de debilidad, una enfermedad, un síntoma o un complejo.
Más bien, por el contrario, creo que el hombre a medida que va evolucionando, comienza a hacerse planteos, comienza a querer indagar sobre ciertos temas y preguntarse para qué y por qué vino a este planeta.
Percibe esa Luz en la montaña y comienza a darse cuenta que el camino que recorre tiene atajos que lo llevan hacia la cima más rápido y deja de caminar lentamente, girando a su alrededor. Comienza a subir en forma espiralada hacia la cima, comenzando así su evolución.
Una de las conductas que revelan la ausencia de esa búsqueda, o el no encontrarle el sentido de la vida, es la que le atribuye al placer sensible el rango de principio y categoría suprema, y se traduce en la búsqueda desesperada de aquellos cosas que lo producen, como las drogas, el sexo, el alcohol, los juegos de azar, etc.

El Yazay
Rosa Elena Ortega
 


Departamento Comercial:

Tel: (011)4783-9343
Tel: (011) 6009-9190
ventas@mantra.com.ar
Lunes a Viernes
de 08:00 a 20:30 hs.

Volver a
www.mantra.com.ar

www.mantranews.com.ar