econociéndonos

erapias Alternativas

lmacén Natural

iencias de la conducta

legidos del mes

iferentes manifestaciones energéticas

uerpo y Entorno

studios personales

UPLEMENTOS ZONALES







Aloe Vera:
Propiedades terapéuticas. Beneficios por la ingesta diaria de su pulpa


Desde la más remota antigüedad se han aportado testimonios sobre las propiedades terapéuticas del Áloe Vera. Citado y reconocido su uso por Dioscórides, médico griego del siglo I, hallamos referencias sobre su utilización por parte de numerosas civilizaciones orientales y occidentales en el largo devenir de la historia, hasta nuestros días. Pero es en el decurso del pasado siglo que con el desarrollo de métodos analíticos, tanto en cuanto a la calidad cómo en la cantidad, que han permitido conocer con criterios científicos, la extremadamente heterogénea composición química de las hojas de las diferentes variedades de áloe. Resultando de mayor interés por sus propiedades terapéuticas, la variedad conocida con el nombre de Áloe Vera Barbadensis Miller.
La aloína presente en la corteza, de acción laxante, fue la primera sustancia hallada a la que se le atribuyeron las cualidades medicinales de la planta. Se identificaron otras antraquinonas coma la barbaloína, isobarba-loína, antranoles y ácido aloético que poseen amplio espectro de actividades que incluyen propiedades antibióticas, bactericidas, antivirales y analgésicas.
La lignina, muy abundante en las células parenquimatosas de la pulpa de áloe, penetra con gran facilidad en los tejidos epiteliales llevando con ella a otros elementos, tales como las saponinas (glucósidos de acción limpiadora y antiséptica), el ácido crisofánico, derivado de la emodina, utilizado con éxito en tratamientos de brotes psoriásicos y de ciertas micosis cutáneas, el ácido cinámico con sus propiedades funguicidas y detergentes y sus ésteres que tienen la capacidad de desnaturalizar y disgregar tejidos necrosados, además de sus cualidades analgésicas.
También es digna de mención la presencia de resinotanoles (alcoholes derivados del ácido cinámico) de reconocidas propiedades bactericidas. Los estudios analíticos han revelado la presencia de vitaminas tales como betacaroteno, complejo vitamínico B (B1, B2, B6 y B12), vitaminas C y E así como factores de maduración celular, tales como ácido fólico y colina. Se comprobó asimismo la presencia de polisacáridos glucomanánicos en concentraciones importantes, esteroles (sitosterol), aminoácidos esenciales como metionina, valina, leucina, isoleucina, fenilalanina, etc., y aminoácidos secundarios como el ácido aspártico, ácido glutámico, hidroxiprolina, arginina, etc., importantes en síntesis de proteínas, construcción y regeneración de tejidos, síntesis de neuro-transmisores como la serotonina a partir de triptófano y la hormona melatonina, inductora del sueño y antioxidante.
Es notable la actividad enzimática detectada analíticamente y expresada a través de las enzimas oxidasa, catalasa, amilasa, alianza, etc., entre otras. Se destaca la presencia de minerales tales como sodio, potasio, calcio, magnesio, hierro y oligoelementos como manganeso, zinc y cromo que participan en importantes procesos metabólicos celulares, interactuando con determinadas enzimas, coenzimas y vitaminas que cumplen una función vital en la protección contra gran número de enfermedades. De tan compleja y heterogénea composición química, surgen acciones farmacológicas ampliamente confirmadas por la medicina contemporánea, tales como: acción cicatrizante y regeneradora de tejidos, acción antiinflamatoria y analgésica, acción bacteriostática y bactericida, acción antioxidante, etc., que han determinado la utilización del Gel de Áloe Vera en afecciones de la piel (quemaduras, hematomas, llagas de decúbito, acné, dermatitis seborreica, etc.).
En relación con el uso interno de la pulpa de Áloe Vera (entendiéndose por pulpa de áloe el tejido parenquimatoso y la fibra derivada del áloe natural, obtenido de la hojas descortezadas del Áloe Vera Barbadensis Miller) los resultados han sido dispares, lo cual ha generado cierto desconcierto en la comunidad médica.
Esto se debe, como sostienen acertadamente los doctores Coats y Henderson a varias razones, entre ellas la utilización de una especie no adecuada de áloe, la utilización de plantas que no han madurado lo suficiente (menos de cuatro años) o excesivamente maduras, la utilización de productos de baja calidad o inadecuadamente estabilizados mediante procedimientos que alteran las propiedades de algunos de sus componentes, y en relación a los cultivos, la utilización de suelos inadecuados o contaminados con agroquímicos o pesticidas.
Numerosos testimonios y trabajos científicos avalan la comprobación de los notables efectos benéficos que ejerce la ingesta diaria de pulpa de áloe estabilizada. Así por ejemplo en úlceras gástricas, en el estreñimiento crónico, en colitis ulcerosa, en colagenopatías y en enfermedades infecciosas como la tuberculosis y la meningitis. Las dosis recomendadas por diferentes especialistas naturópatas varían de 2 a 4 tomas al diarias de 15-20 ml cada una.
En el año 1985 el Dr. Mc Analley, investigador de los Laboratorios Carrington (USA), logró identificar y aislar de la pulpa de Áloe Vera Barbadensis Miller un polisacárido mucilaginoso B (1-4) acetilado de cadena larga (polimanano) al que se le dio el nombre de Acemanano. Estudiadas sus propiedades farmacológicas se demostró que poseía una notable actividad inmune-estimulante, lo que pareció configurarla como el ingrediente activo más importante del Áloe Vera Barbadensis Miller, habiéndosele adjudicado importantes propiedades terapéuticas, tales como la aceleración de la cicatrización de heridas, inhibición de la proliferación celular de carácter autónomo (acción antitumoral y anticancerosa), acción inhibidora de radicales libres (acción antioxidante), acción antiviral (frente a una gran variedad de virus tales como herpes simple, Newcastle, sarampión, rinotraqueitis y HIV.
El mecanismo biológico de estas actividades es aún poco conocido, pero se cree que ellas pueden ser ejercidas a través de células efectoras pluripotentes, tales como los macrófagos, con la consiguiente liberación de prostaglandinas, interleukinas, interferones y de factor de necrosis tumoral Alfa (TNF-Alfa).

Dr. Daniel Sanz 


El asma y los órdenes del amor en las constelaciones familiares

La respiración es un acto rítmico sujeto a una alternancia constante. Inspiramos el oxígeno y espiramos el anhídrido carbónico. La respiración es un proceso de intercambio que nos une con la vida y con el todo. Los hindúes lo llaman "prana" o aire vital. Este proceso de intercambio incluye dos polos el tomar y el dar. Mediante la respiración establecemos contacto y relación. En el síntoma asmático la persona manifiesta en el espasmo respiratorio la resistencia a establecer contacto.
En el asma bronquial hay desequilibrios entre el tomar y el dar. La persona toma en exceso y cuando tiene que dar llega al espasmo, se le corta la respiración. El flujo respiratorio es interrumpido con consecuencias ya que si suspende el dar tampoco recibe nada. La contracción asmática tiene mucho que ver con el miedo a admitir ciertos aspectos de la vida y el afán de cerrarse y de autoexcluirse triunfal.
"Tiene sed de amor, por eso inspira tan profundamente pero no puede dar amor".
Es propio de los órdenes del amor que los padres den la vida y que los hijos la tomen y que todo el que tome honre lo recibido y reconozca en ellos la fuente de la vida.
Trabajando en constelaciones familiares he comprobado que este síntoma está en estrecha relación con el movimiento interrumpido hacia alguno de los padres.
Los enfermos de asma no se pueden dar como niños, no pueden exhalar , reteniendo el amor en la contracción y expresando resistencia a realizar una inclinación profunda ante su padre o madre. Frecuentemente justifican el no darse como hijos con reclamos y críticas que hieren aún más su alma. Muchas veces el miedo a ser como sus padres hace que se autoexcluya como hijo, sin embargo ese es el camino más directo para que así suceda. La expansión se consigue dejando circular lo que se evitaba. La solución va de la mano de readmitir lo resistido.
Al confeccionar su constelación familiar tiene la posibilidad de completar este movimiento con representantes que elige entre los presentes para su familia. De aquí obtiene un impulso muy importante que en el tiempo lo llevan a modificar su postura interna. El cuerpo responde con alivio y paz al inclinarse y darse como niño. Solamente puede haber plenitud donde todo puede ser tal como es. Este trabajo terapéutico es complementario del tratamiento médico.

Lic. Ana Isabel Dokser 




Desarrollo humano y profesional
Abrirse a la sabiduría infinita es el primer paso al "Conocimiento de sí mismo"

Uno de los caminos es incursionar en la Numerología que, como ciencia, no deja nada librado al azar y responde a la Leyes Universales. La Numerología a través de la vibración natural de los dígitos 1 al 9 aplicados a nuestros nombres y apellidos y fecha de nacimiento puede orientarnos en el camino de la Vida. Utilizando estos elementos, podemos conocer la vibración personal numérica y obtener la orientación necesaria para un correcto manejo de nuestras energías en beneficio de la salud mental, emocional y física. Del estudio de esas vibraciones surgen el potencial numérico de nuestros nombres y apellidos es decir:
* La personalidad que en su más amplia acepción es la suma total de las caracteristicas mentales, emocionales y sociales del individuo con sus virtudes y falencias, la fuerza, los dones. Dentro de la personalidad podemos diferenciar la personalidad interna o automotivación; la personalidad externa o autoimagen y la síntesis de ambas la personalidad global o autoexpresión. * El destino, suma reducida del día, mes y año del nacimiento, nos permitirá descubrir nuestra misión, el viaje a través del camino de la vida, los ciclos anuales y toda información que nos permita explorar en esos potenciales numéricos para que, como individuos, utilizando el libre albedrío, podamos optar por realizar los cambios necesarios y lograr el equilibrio. Estos cambios pueden originar que se encuentre la pareja ideal, seleccionar amigos, mejorar las relaciones personales, sociales, laborales. En otros ámbitos, es importante saber como influye la vibración numérica personal en la coordinación de las actividades laborales implica la posibilidad de elegir los jefes, seleccionar empleados, contratar servicios adecuados. Si conocemos nuestra personalidad sabremos si es propicio que integremos sociedades comerciales, industriales o ser líder de las mismas, con la posibilidad de manejar las fechas propicias para la apertura de locales, comenzar nuevos negocios, lo cual redundará en beneficio de los propios objetivos. Ahondar en el conocimiento de sí, pasar por la comprensión las situaciones que se nos presentan, es el camino más directo hacia "LA ABUNDANCIA EN TODOS NIVELES".

Prof. Amalia Miglianoz  


El parte de la Fortuna en nuestra Carta Natal

Uno de los orígenes de la Astrología se remonta a la cultura árabe quienes eran cultores de la Astrología, la Astronomía y las Matemáticas tanto es así que durante la Edad Media surgió este método de cálculo para saber ubicar puntos sensibles de la carta, dentro de estos puntos sensibles el más difundido o que llamó siempre más la atención era el de los momentos de mayor suerte o fortuna, estos días o épocas afortunadas marcaban el resultado excelente en una transacción comercial, el momento de recibir una paga extra, o salir beneficiado en cualquier ámbito de la vida a esto se lo llamó PARTE de la FORTUNA. También intrigaba saber en dónde el individuo debería tener más cuidado, no viajar, no operarse etc. y esto era el INFORTUNIO. Es así como surgen los partes arábigos o partes planetarias.
El método consiste en sumar o restar dos planetas más el Ascendente. O sea hacer intervenir a la posición en grados absolutos de dos planetas en nuestra carta natal junto con el Ascendente que significa el horizonte del lugar en el momento en que nacimos. Es una forma también de colocar en situaciones mundanas a los planetas que suenan tan alejados de nuestro quehacer diario.
Así es como surgieron fórmulas para cada ocasión, la más conocida o utilizada en nuestros días es el Parte de la Fortuna que consiste en sumar la posición en grados absolutos de ASCEDENTE + Luna Sol = PARTE de la FORTUNA.
El parte de la fortuna significa el punto de la carta en donde nuestro Sol, Luna y Ascendente están en mejor situación armónica.
En este punto de la carta si tenemos algún planeta benéfico de multiplicará nuestra suerte, también funcionan muy bien dentro de las solares y con los tránsitos planetarios.
Dentro de las Revoluciones Solares (o sea las cartas que se levantan cada vez que cumplimos años) el parte de la Fortuna va variando ya que tenemos distinta Luna y distinto Ascendente año a año. Con lo cuál se abre un abanico de posibilidades ya que en años en donde la Fortuna jamás pasó puede que surja inesperadamente en la próxima Revolución Solar.

Fórmula para calcular otros partes:
Ascendente + Mercurio Sol = Parte del Comercio
Ascendente + Venus Sol = Parte del Amor
Ascendente + Marte Sol = Pasión
Ascendente + Saturno Marte = Cirugía
Ascendente + Urano Saturno = Accidente
Ascendente + Casa IX Regente de IX = Viajes al Exterior

Elina Gómez
Técnica en Astrología Científica
 


Departamento Comercial:

Tel: (011)4783-9343
Tel: (011) 6009-9190
ventas@mantra.com.ar
Lunes a Viernes
de 08:00 a 20:30 hs.

Volver a
www.mantra.com.ar

www.mantranews.com.ar