econociéndonos

erapias Alternativas

legidos del mes

estacados

studios personales

uerpo y Entorno

e todo






El trabajo con la sombra personal

En el proceso de crecimiento vamos seleccionando aspectos de nuestra personalidad que son queridos y aceptados por nuestros padres y educadores, y a la vez vamos ocultando y reprimiendo en el inconsciente aquellos rasgos negativos y emociones inaceptables que nos provocan molestia y vergüenza y no convienen a nuestra imagen.
Por temor al rechazo vamos creando una máscara social que nos distancia del núcleo original de nuestra personalidad. Relegamos al ámbito de la sombra el odio, la ira, celos y envidias, la lujuria, conductas adictivas y agresivas entre otras.
En esta búsqueda de perfección y aceptación rechazamos no sólo nuestros instintos agresivos sino también talentos y dones no despertados por falta de aprobación familiar.
En la sombra ocultamos junto con la emoción indeseable un quantum poderoso de energía vital primitiva que ya no queda a nuestra disposición. Guardamos la secreta fantasía de que aquello que no vemos ni mostramos "no existe". Sin embargo la sombra irrumpe en nuestros sueños, en actos fallidos o lapsus verbales, en aquellas reacciones desmedidas e irracionales donde no nos reconocemos y nos sentimos luego confusos y avergonzados.
Aparece en nuestros prejuicios, en el sarcasmo, la crítica y el humor. La Sombra se muestra cuando algunos rasgos de carácter que vemos en otras personas nos irritan y nos afectan profundamente.
Proyectamos en nuestras relaciones aquellos aspectos que nos son difíciles de integrar a la conciencia. La sombra golpea a nuestras puertas y nos habla en los dolores de cabeza, en los dolores óseos y en las articulaciones, en la alta presión y en el insomnio. En los estados depresivos, como intento creativo de establecer una comunicación más profunda en la totalidad que somos.
La sombra se cuela en nuestras conductas reiteradas de autosabotaje y adictivas.
Percibimos la sombra como un extraño que nos invade. Traer a la conciencia los personajes escondidos en la sombra, detectar su voz, su modo de funcionamiento y su origen reduce el poder hipnótico que tienen en nosotros.
Siempre tiene un mensaje importante para darnos. En general las voces son críticas y suelen aparecer como pensamientos mecánicos y repetitivos o sentimientos incontrolables.
Reapropiarnos de nuestra sombra es un trabajo lento y audaz que nos permite recuperar la energía congelada y reencauzarla. Conocerla e integrarla no significa obedecer a sus dictados. Nos permite intentar nuevas respuestas a viejos problemas. Es un trabajo que nos convoca a renunciar a los ideales de perfección para lograr la integración. Nos invita a expandir nuestras posibilidades en todas las áreas de la vida al extraer la riqueza potencial de nuestra sombra en nuestro provecho. Ampliando la conciencia acortamos la distancia entre quienes somos, quiénes creemos que somos y cómo nos mostramos al mundo.
Al aceptarnos y dejar de culpar a los demás nos abrimos a la tolerancia y a la compasión. Al abandonar los pensamientos y actitudes extremas nos abrimos al misterio de la vida y a sus regalos.

Lic. Ana Isabel Dokser
Psicóloga UBA
 


Grupos de ayuda y reflexión
Animarnos a mirarnos

Existen una variedad de disciplinas que desde distintos marcos de referencia intentan mitigar el dolor o sufrimiento humano. Algunas personas vamos probando caminos que nos permitan sentirnos mejor, a veces lo logramos otras no. Tener una mirada amplia y abierta permite encontrar algunas puertas. A veces descuidamos aspectos de nuestra vida cotidiana, que quedan relegados por las urgencias, otras veces es tan evidente el problema que no nos animamos a enfrentarlo ni siquiera a hablar de él.
Desde mi formación como psicóloga Social, coordiné grupos con diferentes temáticas, desde mi condición de mujer comencé a ver que había un tema común en muchas mujeres.
Me refiero al caso de mujeres que mantienen relaciones conflictivas o tormentosas, con sus parejas.
Lo más llamativo en estos casos es lo difícil o hasta imposible que les resulta poner límites a esta situación. El compartir en un grupo esta problemática posibilita que cada integrante pueda mirar desde afuera algo que le está pasando adentro, entender qué está pasando con cada una.
Darse cuenta que el cambio sólo puede ser de uno. No esperar que cambie el otro para ser felices produce alivio, entre otras cosas porque de este modo nos colocamos en un papel activo, de lo contrario nos quedamos en la pasividad de la espera o en la impotencia del "qué puedo hacer yo?".
Para esto es necesario animarse a revisar posiciones, revisar modelos.
Es común que alguna integrante del grupo se encuentre diciéndole a otra lo que perfectamente le serviría a ella misma y no puede darse cuenta, recién cuando
señalo esto comienzan a considerarlo como propio.
El grupo permite establecer vínculos con otro en un ámbito de sostén y escucha desde una mirada abarcativa del individuo en su contexto, cuando lo individual se cruza con lo grupal surge lo nuevo y nos convertimos de este modo en co-creadores, se trabajan asimismo las diferencias que surgen en el encuentro con los otros y nos sorprendemos al ver que estas diferencias con el afuera muchas veces están ligadas a nuestras propias contradicciones.
No es magia, es un proceso de crecimiento y re-aprendizaje, hacernos responsables es hacernos cargo, lo cual en un principio resulta muy incómodo pero considero que es un paso importante para salir del círculo.
Transitar este camino no es fácil, porque cuando comenzamos a modificar nuestra conducta todo comienza a moverse.
El grupo acompaña estos cambios de manera sostenida y fluida.

Lic. Silvia Lludgar
Psicóloga Social 



La dinámica de los 12 signos zodiacales

Habitualmente cuando satisfacemos la curiosidad por nuestro signo solemos preguntarnos con qué signos somos compatibles y con qué signos no nos llevamos bien. Cuando entramos a ahondar más en el origen de los signos vemos que algunos poseen el mismo origen por elemento que el nuestro, la modalidad coincide, o la polaridad (positivo o negativo) con la que trabaja es la misma. Por eso es que encontramos signos más afines que otros en el contacto con otras personas.
Los signos zodiacales son 12 y están en un orden determinado, debido a que en los inicios de la historia el hombre antiguo miraba el cielo y solía asimilar las figuras que formaban agrupaciones de estrellas con lo conocido por ellos en la naturaleza. Es así que surgieron constelaciones con nombres de animales (la del carnero, el toro, el cangrejo etc.). De ahí provienen el nombre de los signos.
Cada signo posee características propias pero responden a una continuidad energética y a un ciclo de vida.
En la rueda zodiacal están intercalados un signo YAN de apertura de salida, positivo y masculino con un signo YIN, receptivo, introspectivo, negativo, femenino.
Los signos YAN: son Aries, Géminis, Leo, Libra, Sagitario y Acuario.
Los signos YIN: son Tauro, Cáncer, Virgo, Escorpio, Capricornio y Piscis.
Los doce signos están constituidos en su naturaleza por uno de estos 4 Elementos: Fuego, Tierra, Aire y Agua.
La triplicidad de Fuego (acción): Aries, Leo, Sagitario.
La triplicidad de Tierra (concreción): Tauro, Virgo, Capricornio.
La triplicidad de Aire (ideas): Géminis, Libra, Acuario.
La triplicidad de Agua (emociones): Cáncer, Escorpio, Piscis.
Además por su Modalidad pueden ser Cardinales, Fijos o Mutables.
Cardinales (son la energía de inicio) Aries, Cáncer, Libra, Capricornio.
Fijos (son la energía del sostén, la inercia) Tauro, Leo, Escorpio, Acuario.
Mutables (son la energía del cambio, la adaptación) Géminis, Virgo, Sagitario, Piscis.
Para tener una referencia esto coincide con las estaciones del año. Así tenemos a los signos Cardinales que inician las estaciones que son Aries (en el hemisferio sur se inicia el Otoño), Cáncer (inicia el Invierno), Libra (inicia la Primavera) y Capricornio (inicia el Verano). Luego los signos que le suceden a estos son los que sostienen el clima de cada estación son Tauro, Leo, Escorpio y Acuario. Y luego los que culminan con cada estación o Mutables corresponden al último mes de cada estación cuando el clima vuelve a ser muy variable: Géminis, Virgo, Sagitario y Piscis.
Como vemos en estas clasificaciones los signos tienen características que son propias pero además provienen de un origen común con otros signos que de acuerdo a cómo se los clasifique, se emparentan con unos o con otros respondiendo así a un concepto energético que dice que todos formamos parte de un todo, poseemos en nuestra carta natal a los doce signos y venimos a trabajar quizás unos más que otros pero para saber cuales son los que venimos a trabajar personalmente debemos realizar la carta natal y analizar cada caso.

Elina Gómez
Técnica en Astrología Científica 


Cápsulas

(continuación)
Desde distintos enfoques, la Numerología brinda elementos que responderán a muchos interrogantes planteados. Uno de esos elementos se llama Cáp-sulas. Las iniciales de los nombres y apellidos encierran la personalidad en cápsulas y, en forma rápida y fehaciente se determina tanto la per-sonalidad como las aptitudes profesionales.
El número de la Cápsula será el resultante de la suma de los dígitos que corresponden a las Iniciales de los Nombres y Apellidos. Continuando la nota de la edición anterior tenemos la interpretación de las siguientes cápsulas:

CAPSULA NUMERO 7: aquí está el perfeccionista, pulcro, atento a cada detalle y completo esmero. Son críticos de los demás, pero más críticos de sí mismos. Si dan un consejo es porque antes lo han pensado muy bien, hasta llegar a una conclusión lógica y sensata, antes de hablar.
CAPSULA NUMERO 8: este es el hombre que irá hacia adelante a causa de su ambición y fre-cuentemente será despiadado en su deseo de impulsarse siempre hacia adelante.
Es del hombre ideal para encabezar un movimiento, son leales con sus amigos y mortalmente amenazadores con sus enemigos. Tiene un sólo propósito y no permite que se interponga obstáculo alguno que lo desvíe de su camino al éxito.

CAPSULA NUMERO 9: en todas las vibraciones numéricas es la que actúa más noble y elevadamente. El sujeto es idealista, positivo. Se caracterizan por sus virtudes de visionarios y la naturaleza de ellos es amable y amorosa. En el orden espiritual, no tienen igual. Ano así para los asuntos mundanos.

Profesiones que responden a la:
Cápsula Número 1: Líder, directores, ejecutivo, asuntos públicos, autoridad, escritor, inventor.
Cápsula Número 2: Diplomático, bibliotecario, secretario, empleado.
Cápsula Número 3: Artista, comunicador, escritor, artesano, juez, abogado, comunicador social.
Cápsula Número 4: Activo, rutinario, practico, constructor, profesor, mecánico.
Cápsula Número 5: Comerciante, detective, viajante, publicitario, abogado, guías de turismo.
Cápsula Número 6: Maestro, médico, enfermero, actividades sociales, arte, moda.
Cápsula Número 7: Filosofía, escritos, psíquico, místico, sensibilidad musical.
Cápsula Número 8: Jefes, analistas, editores, comerciantes, abogados, arquitectos, científicos.
Cápsula Número 9: Filántropos, cirujanos, ejercito, militar, policía, ingeniería, artista, visionario.
Cápsula Número 11: Idealista, orador, diplomático, religioso.
Cápsula Número 22: Maestro, constructor, emba-jador, presidente.

Ejemplo:
A   M   C   T
1 + 4 + 3 + 2 = 10 = 1 + 0 = 1
Para la evaluación de una cápsula se utilizan los equivalentes numéricos igual que se realiza con los nombres y apellidos completos.

Prof. Amalia Miglianoz
 


Departamento Comercial:

Tel: (011)4783-9343
Tel: (011) 6009-9190
ventas@mantra.com.ar
Lunes a Viernes
de 08:00 a 20:30 hs.

Volver a
www.mantra.com.ar

www.mantranews.com.ar